Adolfo, Alberto y Gisela se robaron $ 80 millones y ninguno dice nada

Los hermanos encontraron la horma de sus zapatos, Gisela Vartalitis procesada por estafa en Mendoza. La mujer de Adolfo recibió $ 80 millones que son de todos los sanluiseños, ninguno puede dar explicaciones.

Cuando el sitio Zbol publicó la documentación que probaba la donación del gobierno de Alberto a la fundación de su hermano Adolfo y de su cuñada Gisela el oficialismo provincial comenzó a desplegar sus tentáculos a fin de proteger a los poderosos que se habían alzado con el botín propiedad de los habitantes de la provincia.

Fue en la legislatura provincial donde el trío encontró respaldo de sus legisladores, un grupo dispuesto a avalar cualquier maniobra fraudulenta a cambio de gozar de las miles del poder, algo tan efímero como la moral que alguna vez tuvieron. Allí zafaron del pedido realizado por la oposición a fin de conocer el por qué de esa maniobra y el destino del dinero.

Luego y con la presencia de un medio de comunicación de alcance nacional como Canal 13, más precisamente el programa Periodismo Para Todos, Adolfo se quedaría sin más argumento que una sonrisa nerviosa y un grupo de aduladores que lo protegieron de los micrófonos y el pedido de explicaciones.

El candidato recorría las calles de La Toma rodeado por una gran cantidad de gente que no se presentó para acompañarlo sino para plantearle necesidades insatisfechas, trabajo, comida y vivienda. “Vine a otra cosa”, dijo el veterano dirigente ante la súplica de condiciones de vida digna. Esa fue la última frase que se le escuchó decir antes de abandonar el lugar en un lujoso auto con custodia y chofer privado, las preguntas de los periodistas que acompañaron a Lanata lo incomodaron y no pudo explicar por qué se quedó con los $ 80 millones del pueblo de San Luis.

 

 

DEJA TU COMENTARIO