Acusan a Carlos Ahumada de ser socio de una banda de sicarios y de traficar uranio

La justicia de México está tras los pasos del empresario sindicado como socio de la organización criminal “La Familia”, además sería parte del tráfico de uranio a China.

Después de que Carlos Ahumada Kurtz realizara un derrotero por los medios desacreditando la información que publicaba El Puntano  acusando a este medio de realizar “operaciones de prensa”, es la justicia del país Azteca que investiga las graves irregularidades del empresario ligado a cárteles que trafican y asesinan.

CS5NXutUwAMBTM9

Los medios periodísticos del país azteca se hacen eco de la investigación judicial y de la declaración del jefe máximo de Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias Salgado, alias “El Chino”, quien confesó en la Procuraduría General de la República (PGR) que María de los Ángeles Pineda Villa es quien “manda realmente en Iguala”, así como los supuestos nexos que alcaldes de Guerrero tienen con organizaciones delictivas y negocios con empresarios, como Carlos Ahumada Kurtz, publica este día el diario Milenio.

De acuerdo con Milenio, personas que tienen acceso a la averiguación previa, sin testar del caso Iguala, dieron a conocer la declaración completa que “El Chino” realizó el 18 de octubre de 2014 ante el Ministerio Público federal, en la que se afirma que Ahumada Kurtz es socio de Johnny Hurtado Olascoaga, “El Pescado”, líder de la organización criminal La Familia Michoacana.

La Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) inició una investigación contra Ahumada luego de las declaraciones de Sidonio y José María Chávez Magaña, “El Pony”, presunto jefe de La Familia, en las que señalaban su vínculo con organizaciones criminales.

En su declaración, “El Chino” señaló a Ahumada como socio de “El Pescado”, líder de La Familia en Tierra Caliente, quien es propietario de una gasolinera en Arcelia, Guerrero y con quien trafica uranio.

Información consultada por Milenio con funcionarios federales y estatales, revela que “El Pescado” asumió el liderazgo de esa agrupación delictiva luego de en julio de 2014 “El Pony”, quien operaba en Tejupilco, Luvianos, Otzolotepec, Amatepec, Zacualpa y Zacazonapan, fuera detenido en Guanajuato.

En la averiguación previa abierta, que no está testada, por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Sidronio declaró que Carlos Ahumada es dueño de dos minas productoras de uranio en Guerrero.

En la misma declaración, “El Chino” mencionó que antes de que “El Pescado” fuera detenido, Ahumada le facilitó en diversas ocasiones una aeronave para escapar de los operativos federales.

“…agrego que cuando “El Pescado” está en peligro de ser detenido por alguna autoridad del Gobierno, Carlos Ahumada auxilia con un helicóptero de su propiedad, el cual es también usado por “El Fresa” que es primo [se trata de José Alfredo Hurtado, quien en realidad es hermano de Johnny Hurtado] del “Pescado”…

“…asimismo “El Pescado” es aficionado al futbol y también ocupa este helicóptero para acudir a los partidos en la Ciudad de México o en Toluca. Aunado a lo anterior, Ahumada, aparte de sacar el uranio, le paga 20 mil pesos por góndola al “Pescado”, quien es el jefe máximo de La Familia Michoacana”, manifestó el jefe de Guerreros Unidos, de acuerdo con la declaración consultada por Milenio.

EL ARREGLO DE LOS ALCALDES CON LOS CÁRTELES

Sidronio reveló que Guerreros Unidos fue fundado por Cleotilde Toribio Rentería, “El Tilde”, detenido en Santa Fe, en la Ciudad de México, el 9 de julio de 2012.

A la organización se le suman los hermanos de “El Tilde”: Sóstenes, Seferino y Federico, este último aún no es detenido.

Sidronio y su hermano Mario Casarrubias, “El Sapo guapo”, tomaron el “control administrativo” de Guerreros Unidos a inicios de 2014. Mario fue capturado en Toluca, Estado de México, en abril de ese año durante un operativo del Ejército.

En su declaración, “El Chino” también detalló el conflicto que existe entre las organizaciones criminales que operan en Guerrero.

Asimismo detalló que las organizaciones criminales estaban directamente con el ex Alcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez y su primo Felipe Flores Velázquez, ex Secretario de Seguridad de esa localidad, quien es buscado por la desaparición de los 43 normalistas.

“…arreglo que se concertó con base a la señora María de los Ángeles Pineda Villa, hermana del “Borrado” (Alberto) y “El MP” (Mario) quienes eran colaboradores muy cercanos a [el líder del cártel de los Beltrán] Arturo Beltrán Leyva [y que fueron asesinados por órdenes del capo]; esta señora [María de los Ángeles] es quien maneja todo el dinero del “MP”, es quien manda realmente en Iguala, y es a través del dinero de la presidencia municipal, aportado por José Luis Abarca y la señora María de los Ángeles, que se sostiene la organización…”, se lee en la declaración consultada por Milenio.

Raúl Salgado Hernández, “La Camperra”, y “El Gil”, eran quienes se encargaban de distribuir el dinero a los integrantes de Guerreros unidos Ubicados en otras presidencias municipales.

En el municipio de Huitzuco tenían a “El Gualter”, pero los traicionó y se pasó del lado de “El Carrete”, líder de Los Rojos, según la declaración de Sidronio consultada por Milenio.

 

DEJA TU COMENTARIO