El gobierno tiró $ 2.000.000 a la basura en carteles que tenían errores de ortografía

La campaña gráfica de cartelería callejera sobre la prevención de incendios fue desechada por errores de ortografía, se tiraron todos los carteles a un costo de $ 2.000.000.

Un error que se paga con fondos públicos que nadie va a reclamar y que se tiraron a la basura, así es la desidia en el manejo del dinero que es de todos los sanluiseños.

La «impruencia» desató el infierno, rezaba el cartel con la imagen de fondo de dos bomberos combatiendo un inmenso foco de ígneo. La «imprudencia» del Gobierno de San Luis en no reparar que la utilización de fondos públicos sugiere un enorme compromiso más aún cuando ese tipo de errores se pagan y muy caro.

Fueron en total $ 2.00.000 los que se tiraron literalmente a la basura, por la cartelería con el error y las horas de trabajo del personal que los pegó y después tuvo que tapar el desatino del Gobierno de Rodríguez Saá.

 

DEJA TU COMENTARIO