Autoridades de la Escuela Progreso y Sueños están preocupados por el futuro de la autogestionada

Así lo expresó Noemí Ojeda, integrante de la Comisión directiva, quien asegura que a pesar del intenso crecimiento económico, edilicio y en el número de la matrícula de estudiantes, el Ministerio de Educación dispuso el cese de las actividades de los directivos.

La institución comenzó a funcionar en marzo 2014 en el Barrio Progreso y Sueños en el extremo norte de la ciudad de San Luis, como respuesta a la demanda de los vecinos del primer barrio entregado por al gestión de Claudio Poggi. La escuela pública, digital, multilingue Progreso y Sueños fue pensada para poco más de 150 estudiantes y a los pocos meses ese número se vio superado. “Tuvimos que recibir cerca de 800 alumnos por la demanda, trabajamos con seriedad y las cuentas claras al punto tal que durante el año pasado ahorramos una importante suma de dinero que nos permite construir aulas nuevas”, explicó Ojeda en declaraciones al programa Artículo XXI del periodista Nino Romero.
La integrante de la comisión directiva de la “Asociación Civil Educativa Enseñando a través del Arte y del Ambiente” detalló que recibieron malos tratos verbales por parte de funcionarios de la cartera de educación. En ese sentido, apuntó directamente hacia la figura del Ministro Marcelo Sosa a quien responsabilizó por el pedido de renuncia de todo el personal directivo de la escula como así también de los integrantes de la cooperadora.
“El Ministro no tiene fundamentos para respaldar la medida tomada y desconoce que no puede pedir la renuncia de la gente de la cooperadora, está fuera de su competencia”, subrayó Ojeda quien aseguró que cuentan con el total apoyo de los padres.
Durante la emisión del ciclo radial, el conductor leyó mensajes y escuchó reclamos de los habitantes de la zona que adelantaron medidas de fuerza como la toma del edificio, si el ministerio no da marcha atrás con la resolución.

DEJA TU COMENTARIO