Dos muertes por hantavirus en Jujuy y pacientes internados

La enfermedad se manifiesta con fiebre y es transmitida por roedores. Las zonas más afectadas son Ledesma, Santa Bárbara, San Pedro, General Belgrano y Palpalá.

El Ministerio de Salud de Jujuy confirmó dos casos fatales de hantavirus en la provincia, e indicó que otros seis pacientes permanecen internados afectados por la enfermedad.

Según la información oficial, en la Provincia hubo 43 casos sospechosos de hantavirus en lo que va del año, de los cuales ocho fueron confirmados por las autoridades sanitarias.

Los seis que permanecen internados están en situación estable y controlada, detalló la directora de Epidemiología provincial, Patricia Steren, quien explicó que desde hace varios años se mantiene estable la prevalencia de la enfermedad en Jujuy, en unos 30 casos confirmados por año.

Los decesos registrados por hantavirus en la provincia ocurrieron hace más de un mes, en San Salvador de Jujuy y El Piquete, aunque recién ayer fueron confirmados oficialmente.

Steren explicó que las dificultades para confirmar el diagnóstico se centran en que la presencia del virus se manifiesta a través de un síndrome febril, por lo que es preciso realizar los estudios específicos para determinar si se trata de hantavirus, dengue u otra patología.

“Cuando un médico tiene la sospecha, debe notificar a la Dirección de Epidemiología de la Provincia, desde donde desarrollamos acciones de investigación”, describió la funcionaria, y aclaró que “cuando uno se cura de esta enfermedad, se cura completamente, a pesar de que es una enfermedad muy severa, porque hay un compromiso pulmonar importante”.

Asimismo, recordó que se trata de una enfermedad de distribución mundial, no muy frecuente en comparación con enfermedades respiratorias, tiene una prevalencia muy baja, pero su mortalidad es bastante alta: roza un 20 o 70%, según el virus y el sector, por lo que el sistema público de salud trabaja activamente en su prevención y atención.

El contagio se produce a través de las vías respiratorias o cuando la persona toma contacto con la orina del roedor y, en otros casos menos frecuentes, puede ocurrir que la persona sea mordida por el animal infectado. “Este es el motivo por el cual la enfermedad se da más en trabajadores rurales o en personas que están en el campo”, explicó la especialista.

Además, destacó que “el portador que más circula en nuestra provincia es el de zonas rurales; por lo tanto, tomamos contacto cuando invadimos el territorio del roedor sin tomar las precauciones necesarias”.

Las zonas de Jujuy más afectadas por la presencia del virus son Ledesma, Santa Bárbara, San Pedro, General Belgrano y Palpalá.

DEJA TU COMENTARIO