Rodríguez Saá y los nombres del nuevo gabinete

El Gobernador ya piensa en el cambio de Gabinete frente a las mínimas posibilidades de remontar el resultado de las PASO.Por Emanuel Moreno -.

Condicionado en la estrategia de contar con la caja de los fondos rotarios que le permitirá tener «plata fresca el día de la elección», Rodríguez Saá se encamina a tener la primera derrota en sus espaldas desde que es Gobernador.

En un escenario de pérdida del territorio y con una oposición plantada en la escena política como no registra la historia reciente, Alberto piensa cambios fuertes en su gabinete para lograr retener la gobernación en el 2023 .

El principal cambio será la Jefatura de Gabinete, donde está cantado que la actual jefa, Natalia Zabala Chacur, se irá a Buenos Aires como diputada, ya que Zanglá es solo testimonial y se quedará con la atención de la caja más importante de la provincia que va a ser el Hospital Ramón Carrillo, en ese cargo asumirá «El  Albertito«, hijo del Gobernador, a quien tratarán de convencer de ser el sucesor.

El cargo de Ministro de Obra publica, irá al mejor intendente que tiene el Kirchnerismo, Jorge «Toti» Videla, que con independencia del resultado de su reelección ya le aseguró al Gobernador que lo acompañará con un plan de obras públicas que le permitirá mostrarse en la Ciudad de San Luís frente a la incapacidad manifiesta de Tamayo y confrontar dos modelos de gestión en ciudades muy cercanas.

El Ministerio de Hacienda quedaría cómo está con un enroque en Rentas de la Provincia, donde la histórica directora Badaloni le va a dejar el lugar al Tesorero Parnisari. En Medio Ambiente se habla de una «bomba política», donde podría ser el incido de una reconciliación.

En Turismo, todo indica que el Kirchnerista Macagno pediría pista, pretende un «Ministerio con más acción» y apunta a Vivienda . En la danza de nombres hay 3 ministerios que pretenderán federalizar históricos del Interior.

Son horas decisivas en la Provincia, se confrontan dos modelos, la polarización, los errores no forzados y un gabinete estancado obligan a Rodríguez Saá a meter mano y hacer cambios que le permitan encausar la gestión a de años de la elección determinante para el futuro.

DEJA TU COMENTARIO