Fracasó la marcha en apoyo a Frontera y terminó en una reunión partidaria

El Intendente de Villa Mercedes buscaba dar un golpe de efecto social y mediático pero no pudo. Ayer, en las últimas horas, había comenzado a circular un pedido de Frontera para realizar una marcha a su favor; “de apoyo”, según definieron sus allegados. Finalmente ni el Plan de Inclusión ni los trabajadores de La Pedreara llegaron al edifico municipal, fue apenas una reunión con la Rama Femenina del PJ y con la Rama Política.

El despido de, al menos, 60 trabajadores de la Municipalidad por parte del flamante jefe comunal desató una crisis en la gestión. A menos de dos meses de asumir Frontera clama por apoyo partidario y los ahora ex empleados mantienen el acampe en la puerta de la Municipalidad.

El Intendente recibió a un grupo de simpatizantes del PJ.

 

DEJA TU COMENTARIO