Saqueo a las arcas provinciales: Alberto, Adolfo y Gisela se quedaron con más de $ 160 millones

En dos maniobras los hermanos y la mujer más poderosa de la provincia se alzaron con una verdadera fortuna durante el año pasado. Alberto sacó del Estado más de $ 80 millones en gastos reservados. Adolfo y su esposa recibieron del gobierno un regalo de $ 80 millones durante la última campaña.

El 2017 será recordado, entre otras cosas, por ser el año donde definitivamente los hermanos Rodríguez Saá mostraron su verdadera cara, la que siempre tuvieron pero se encargaban de disimular. Sin maquillaje alguno los dirigentes salieron a comprar voluntades para ganar una elección y no sólo eso, que ya es grave, sino que abiertamente echaron mano de las arcas públicas y de un plumazo se quedaron con más de 180 millones,

La primera jugada obscena para arrebatar el dinero se dio cuando Gisela Vartalitis de Rodríguez Saá recibió de su cuñado Alberto la suma de $ 80  millones para la Fundación Mujeres Puntanas, plata del Gobierno que no será reintegrada y sobre la cual no se realizará nunca alguna auditoria. Por más que el tema trascendió al ámbito nacional y fue denunciando ante la justicia lo cierto es que ese dinero ya engrosa la fortuna de la dinastía.

Como nunca les alcanza, Alberto movió otra vez las fichas y se quedó con $ 83.754.872 de “gastos reservados”, otra vez sin control alguno y con destino de caja. Así de grotesca es la impunidad en la provincia que gobiernan desde 1983.

DEJA TU COMENTARIO