La cárcel o la presidencia: la decisión que define el futuro de Lula

Francotiradores en azoteas, 150 cámaras de seguridad, cientos de periodistas acreditados y más de 3.000 personas acampadas al aire libre en Porto Alegre demuestran que el interés por lo que se decida este miércoles en esta ciudad en el sur de Brasil traspasa ampliamente sus fronteras.

De hecho, lo que ocurra marcará muy probablemente el futuro de un país más dividido que nunca.

Tres jueces se encuentran reunidos para debatir si confirman la sentencia a nueve años y medio de cárcel para el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva por corrupción y lavado de dinero.

O, dicho de otra manera, determinará si Lula puede ser candidato en las próximas elecciones de octubre, en un momento en el que aparece como líder indiscutible en las encuestas de opinión.

Si bien podría apelar ante un tribunal superior en el caso de que los jueces emitan este miércoles una decisión desfavorable para él, sus ambiciones por llegar nuevamente a la presidencia de Brasil»se verían seriamente reducidas», según la corresponsal de la BBC en Brasil, Katy Watson.

«Si bien nadie sabe en qué sentido se pronunciarán los jueces, una cosa está clara: cualquiera que sea su decisión el miércoles, Brasil quedará dividido», apunta Watson.

Los jueces analizarán el recurso de apelación contra la sentencia de primera instancia dictada en julio que condenaba a Lula por su presunta implicación en el caso «Lava Jato», uno de los mayores escándalos de corrupción en el país.

Esta trama, que comprende una enorme y compleja red de sobornos por contratos de compañías estatales como la petrolera Petrobras, salpicó también a otros dirigentes como el presidente Michel Temer o su antecesora Dilma Rousseff.

Aunque en el caso de Lula, de 72 años, este proceso es solo uno de los siete que acumula con la justicia.

«Estoy con la tranquilidad de los justos, de los inocentes. Dudo que los jueces que ya me juzgaron y los que van a juzgarme estén tan tranquilos como yo. Yo sé que no cometí ningún delito», volvió a defender en un acto público la semana pasada.

¿Cuáles son los escenarios posibles?
La expectación ante lo que decidan los tres jueces del Tribunal Federal Regional 4 es máxima.

  • Hasta la fecha, esta sala siguió una línea dura contra los sospechosos por corrupción, absolviendo a apenas cinco de los casi 80 condenados en la misma trama y confirmando —o incluso aumentando— la pena impuesta en primera instancia.
  • Lula, quien fuera presidente de Brasil entre 2003 y 2010, ha permanecido en libertad mientras dura el proceso de apelación.
  • Pero ¿cuáles son sus opciones de futuro tras la decisión judicial?
  • Si gana la apelación: si el tribunal revoca la condena, Lula no tendría problema para presentar su candidatura a las elecciones presidenciales del 7 de octubre. Aunque enfrenta acusaciones en otros seis casos, su magnitud no hace peligrar tanto su capacidad de concurrir a los comicios.
  • Si confirman su condena por unanimidad: si los tres jueces del tribunal coinciden en su decisión de ratificar la condena, aumentaría la probabilidad de que Lula no pueda ser candidato. Sus abogados podrían pedir una explicación de la sentencia cuestionando la forma del fallo, pero el proceso concluiría en solo unas semanas.

DEJA TU COMENTARIO