Detectan 15 señales de radio provenientes de una lejana galaxia

Breakthrough Listen, un proyecto para encontrar signos de vida inteligente en el universo, ha detectado 15 breves pero potentes pulsos de radio que emanan de una fuente misteriosa y repetitiva, llamada FRB 121102, una galaxia enana ubicada a unos 3 mil millones de años luz de la Tierra.

Las rápidas ráfagas de radio son breves, impulsos brillantes de emisión de radio procedentes de fuentes distantes y desconocidas, y el FRB 121102 es el único conocido por repetir: se han observado más de 150 ráfagas de alta energía procedentes de esa galaxia enana.

Las posibles explicaciones para las ráfagas repetidas van desde explosiones de estrellas de neutrones giratorias con campos magnéticos extremadamente fuertes -los llamados magnetares- hasta una idea más especulativa: son señales de energía dirigidas artificialmente, poderosas ráfagas de láser utilizadas por las civilizaciones extraterrestres para sus naves espaciales, similar al Breakthrough Starshot’s plan (o Plan de Disparo Estelar, según su traducción al español) que tiene la idea de usar potentes pulsos láser para propulsar nano-naves espaciales a la estrella más cercana de nuestro sistema solar, Proxima Centauri.

«Los estallidos de esta fuente nunca se han visto en esta alta frecuencia», dijo Andrew Siemion, director del Berkeley SETI Research Center y del programa Breakthrough Listen.

Como los astrónomos de todo el mundo tratan de entender el mecanismo que generan las ráfagas rápidas de radio, han girado repetidamente sus radiotelescopios hacia el objeto FRB 121102. Siemion y su equipo alertaron a la comunidad astronómica sobre la actividad de alta frecuencia a través de telegramas emitidos el pasado 28 de agosto.

«Además de confirmar que la fuente está en un estado nuevamente activo, la alta resolución de los datos obtenidos por el instrumento Listen permitirá medir las propiedades de estas misteriosas ráfagas con una precisión más alta como nunca antes sucedió», dijo Vishal Gajjar, investigador del Breakthrough Listen, quien además descubrió el aumento de la actividad.

Detectado por primera vez con el telescopio Parkes en Australia, las ráfagas rápidas de radio ya han sido vistas por varios radiotelescopios alrededor del mundo. FRB 121102 fue descubierto el 2 de noviembre de 2012 (de ahí su nombre) y en 2015 se detectó la primera ráfaga de radio rápida que se repitió, descartando teorías de los orígenes de las ráfagas que implicaban la destrucción catastrófica del progenitor, al menos en este ejemplo.

Independientemente de la fuente última de FRB 121102, cuando los pulsos recientemente detectados dejaron su galaxia de acogida, nuestro sistema solar tenía menos de 2 mil millones de años, señaló Steve Croft, astrónomo de Breakthrough Listen en la Universidad de California en Berkeley. La vida en la Tierra consistía sólo en organismos unicelulares; podría ser otro billón de años antes incluso de que la más sencilla vida multicelular comenzara a evolucionar.

Como parte del programa de Breakthrough Listen para observar estrellas y galaxias cercanas para firmas de tecnología extraterrestre, el equipo científico del proyecto en UC Berkeley agregó al FRB 121102 a su lista de objetivos. En las primeras horas del sábad, 26 de agosto, Gajjar observó esa zona del cielo usando el instrumento Breakthrough Listen en el Green Bank Telescope, en el estado estadounidense de West Virginia.

El instrumento acumuló 400 terabytes (un millón de millones de bytes) de datos en un período de cinco horas, observando en toda la banda de frecuencia de 4 a 8 GHz. Se buscó en este gran conjunto de datos señales de pulsos cortos de la fuente sobre una amplia gama de frecuencias, con una característica dispersión, o retardo en función de la frecuencia, causada por la presencia de gas en el espacio entre la Tierra y la fuente. La forma distintiva que la dispersión impone al pulso inicial es un indicador de la cantidad de material entre nosotros y la fuente, y por lo tanto un indicador de la distancia a la galaxia huésped.

El análisis por Gajjar y el equipo Breakthrough Listen reveló 15 nuevos pulsos desde FRB 121102. Las observaciones muestran por primera vez que los estallidos de radio rápido emiten a frecuencias más altas que las observadas anteriormente, con la emisión más brillante ocurriendo en torno a 7 GHz.

«Si los rápidos estallidos de radio resultan ser señales de tecnología extraterrestre, Breakthrough Listen está ayudando a empujar las fronteras de un área nueva y en rápido crecimiento de nuestra comprensión del universo que nos rodea», dijo Siemion.

 

DEJA TU COMENTARIO