El poder del Huracán «Irma» arrasó Barbuda y avanza hacia Florida

El huracán Irma, una de las tormentas más poderosas que ha azotado al Atlántico en un siglo, avanzaba el miércoles sobre Puerto Rico tras golpear a varias islas pequeñas del Caribe con una combinación catastrófica de fuertes vientos, oleaje y lluvia. En Barbuda, el primer ministro Gaston Browne calificó el paso como «destrucción mavisa» con al menos un muertos y en San Martín confirmaron seis fallecidos.

Al menos cuatro personas murieron en cuatro islas diferentes debido al paso de Irma, que meteorólogos han descrito como un huracán «potencialmente catastrófico» de categoría 5, la máxima de la escala Saffir-Simpson de intensidad de huracanes.

Una persona falleció en Barbuda, la isla más septentrional de Antigua y Barbuda, un surfista murió en Barbados y el gobierno francés informó de seis difuntos en los territorios caribeños de ultramar de San Martin.

El ojo de Irma, una tormenta de categoría 5 con vientos de 300 kilómetros por hora (kph), pasó el miércoles sobre la parte norte de las Islas Vírgenes y podría llegar el sábado o domingo a Florida, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH), que tiene su sede en Miami.

Irma puede convertirse en el segundo ciclón de gran magnitud en golpear al territorio continental de Estados Unidos en semanas tras el paso del devastador huracán Harvey, pero su trayectoria precisa sigue siendo incierta.

Harvey causó la muerte de más de 60 personas y generó daños por unos 180.000 millones de dólares tras azotar Texas y Luisiana a fines del mes pasado.

El ojo de Irma pasaba justo al norte de Puerto Rico y golpeaba a San Juan, la capital del territorio estadounidense, con abundantes lluvias y fuertes vientos que provocaron la caída de árboles sobre carreteras.

El alcalde de Manatí en Puerto Rico, José Sánchez, en el norte de la isla, informó que una mujer de 76 años que se cayó mientras era rescatada en su vivienda para ser trasladada a otro lugar más seguro, al ir en una silla de ruedas, murió en el hospital tras sufrir tres paros cardíacos.

La mayoría de los negocios estaban cerrados y las calles, casi vacías. Los estacionamientos de locales comerciales aún abiertos se encontraban atestados, ya que residentes acudían en masa a comprar suministros como hielo y agua embotellada.

No estaba claro inmediatamente cuánto daño ha causado Irma hasta ahora a su paso por las islas del Caribe.

Las autoridades en los Cayos de Florida llamaron al inicio de una evacuación obligatoria de visitantes y se ordenó el cierre de las escuelas públicas del sur del estado.

A los residentes de áreas bajas en el condado densamente poblado de Miami-Dade se les ordenó trasladarse hacia áreas más seguras. El gobernador de Florida, Rick Scott, dijo que se realizarían más evacuaciones obligatorias en el estado a medida que Irma avance, ya que se espera que provoque marejadas de hasta 3 metros.

«Podemos reconstruir casas, pero no resucitar personas», dijo Scott en el programa «Good Morning America» de la cadena ABC.

DEJA TU COMENTARIO