¿Mensaje divino?, Ponce no pudo terminar con la fiesta

Le pagó $ 300 mil a Karina, el monto total de la fiesta fue de $1,5 millones, se peleó con el Obispo por querer instalar el escenario en la puerta de la Catedral y la lluvia le interrumpió el festejo. Algunos adjudican el desenlace a un mensaje divino.

Un enorme escenario se erigió durante los últimos días en la puerta del templo religioso en la esquina de Rivadavia y Pringles, Ponce ordenó que Karina actuara de espaldas a la Catedral, el patrimonio religioso y arquitectónico de la ciudad.

Después de una intensa jornada en la que el Obispo Martínez intentó por todos los medios conversar con el Intendente para hacerle saber que ese no era un lugar apto ya que atentaba contra los principio religiosos y el peligro inminente de ejercer presión, ya sea por el sonido y por el movimiento del suelo ante miles de personas saltando, sobre los resquebrajados cimientos del edificio.

Después de insistir en su posición, el Obispo pudo tomar contacto con Ponce quien accedió de mala gana a correr el escenario unos pocos metros.

La tarde de sábado comenzó con el desfile de los corsos de los barrios, un espectáculo digno de destacar por la tarea  de los vecinos que ensayaron durante semanas la pasada, fue brillante. Pero lo que el propio Intendente definió como «el plato fuerte», seguramente por los $300 mil de los fondos públicos destinados, no se pudo disfrutar. Minutos antes de que Karina pisara el escenario un chaparrón anunció el final.

Pese a que la primera lluvia era un presagio, fiel a su estilo Ponce insistió y continuó con el recital. Cuando estaba todo listo para que la «Princesita» deleitara con su música la lluvia volvió a interrumpir y obligó a la suspensión y reprogramación del recital. Automáticamente, muchos no dudaron en señalar que lo sucedido fue una señal, una especie de mensaje divino para frenar la omnipotencia del Intendente, el mismo personaje que en la semana dio eun tarifazo al boleto de Transpuntano y le pagó, con dinero de todos los sanluiseños, una cifra sideral a la cantante Karina.

 

 

DEJA TU COMENTARIO