Grave: San Luis tiene tres veces más máquinas tragamonedas que médicos

En la provincia hay una máquina tragamoneda por cada 177 habitantes, mientras que tiene un médico cada 306 habitantes. La grave situación provincial y las prioridades del gobierno.

San Luis es la tercera provincia en el país con más máquinas tragamonedas por habitantes, la superan Tierra del Fuego y Neuquén. Slots Machines es la empresa monopólica en la provincia.

Según las estadísticas emanadas de Lotería Nacional, cada máquina eléctrica de resolución inmediata recauda $2.275,25 por día en promedio. Este dato surge porque cada tragamonedas dentro de la órbita de la LNSE se encuentra conectado al sistema online de control que registra en tiempo real la actividad de juego que se desarrolla.

No existen datos públicos sobre el control del Gobierno provincial hacia la empresa Slot Machines que capitalizó el juego, no sólo eso sino que, al igual que un pulpo, extendió sus tentáculos hacia otras áreas de negocios como la venta de viandas a las escuelas. Sólo en máquinas tragamonedas la empresa factura al año más de $ 2000 millones.

En San Luis, en el último año, se perdieron seis mil puestos de trabajo registrados y otro tanto en del denominado “trabajo informal”, las casas de juego son el peor destino para tentar a la suerte. Miles de sanluiseños ven como sus pocos recursos se van en las máquinas tragamonedas y aumentan el patrimonio de la empresa.

Slots Machines lleva desde hace años una estrecha relación con los hermanos Rodríguez Saá, sus socios mayoritarios mantienen un vínculo directo con el poder provincial. En la última sesión de la Cámara de Diputados, los legisladores que responden al oficialismo impidieron que aumenten los impuestos relacionados al juego, otro beneficio de pertenecer al círculo íntimo. La empresa, que recauda cifras millonarias, no se conforma con eso sino que mantiene una política de persecución hacia sus empleados, extensas jornadas de trabajo con los sueldos más bajos del país.

Este auspicioso negocio contrasta con la grave realidad de la salud pública, de acuerdo a los datos oficiales en “el otro país” de los Rodríguez Saá hay una relación de un médico cada 306 habitantes. Muy lejos de la brecha de las tragamonedas.

Claramente las prioridades del gobierno de Alberto Rodríguez Saá pasan por los estadios de fútbol, autódromos internacionales, que se usaran poco y nada, réplica de edificios y negocios privados con una altísima renta que perjudica a los que menos tienen. Ese perjuicio se evidencia, entre otras áreas, en la salud.

DEJA TU COMENTARIO