Blanqueo: En la primera etapa ingresaron 4.600 millones de dólares

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, informó este lunes que en la primera etapa del blanqueo ingresó un piso de 4.600 millones de dólares o el equivalente a $71.000 millones.

«Sabíamos que esta convocatoria iba a tener una buena recepción», destacó Prat Gay en relación a las 100 mil declaraciones juradas presentadas hasta la fecha. «Este es solo un pedacito del blanqueo, un pedacito muy importante por el voto de confianza de 100 mil argentinos que regularizaron sus activos y pusieron sus ahorros al servicio de la economía.»

Prat Gay y el administrador federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alberto Abad, brindaron detalles del cierre del blanqueo de capitales correspondiente a las tenencias en efectivo en una conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda.

Ambos recordaron que el plazo para la apertura de las cuentas «de permanencia», nombre con el que se designan las cuentas bancarias en las que los contribuyentes deben poner sus ahorros en efectivo «bajo el colchón», cierra esta medianoche, con lo cual estimaron que el número de declaraciones siga en aumento y que este sea «solo un piso».

Para conformar los depósitos, debido a la prórroga otorgada la semana pasada, hay tiempo hasta el 21 de noviembre. Hasta el miércoles 26 de octubre se habían constituido 58 mil declaraciones juradas para abrir solo cuentas de permanencia, lo que arroja un promedio de 80 mil dólares por contribuyente.

Para Abad, el hecho de que el 90% de las cuentas haya sido constituido «en dólares o euros, pero en especial dólares» muestra la preferencia de los argentinos por la divisa norteamericana para ahorrar.

«Creemos que es más lo que está fuera de Argentina que dentro», confió Prat Gay de cara a la segunda etapa del blanqueo. En esta, el Gobierno consiguió poco crédito para financiarse los próximos años.
Además, 66 millones de dólares fueron aplicados al bono de 3 años, que exime del pago del impuesto especial del 10% a los contribuyentes. Pese a que Prat Gay recordó que en la opinión del equipo de Gobierno, este iba a ser el instrumento más atractivo, el mercado no pensó lo mismo y por el contrario se inclinó por pagar el impuesto y dejar los fondos inmovilizados.

Respecto del otro bono que ofrece el Gobierno, el bono a siete años, Prat Gay consideró que no valía la pena dar información parcial por el sesgo que implica. En este sentido, el Gobierno consiguió poco crédito para financiarse los próximos años.

Sobre estos montos «bajo el colchón», el ministro de Hacienda destacó que no había ni hay forma de estimarlos precisamente porque estaban completamente excluidos del sistema y dentro del país,»y son más complejos de rastraer».

Por último, Prat Gay reiteró sus declaraciones al momento de presentar el Plan del Sinceramiento Fiscal y se distanció de los pronósticos de consultores y banqueros: «Vamos a estar contentos si es resultado es mayor de 20.000 millones de dólares.»

DEJA TU COMENTARIO