Quines: Entretelones del acuerdo entre Compromiso Federal y el Frente para la Victoria

Tras la renuncia del Secretario Legislativo el cuerpo de concejales entró en una verdadera guerra fría para postular al sucesor, el oficialismo provincial selló su pacto con el Frente para la Victoria, como ya sucedió en la ciudad de San Luis y en la Cámara de Diputados.

Casi como un culebrón de la siesta televisiva, la semana pasada terminaba con una intriga: el secretario legislativo del Concejo Deliberante de Quines presentaba sorpresivamente su renuncia. El ex candidato a concejal de Cambiemos enviaba un telegrama en el que argumentaba razones de índole personal para su decisión. En ese preciso momento comenzaba la danza de nombres para sucederlo. Muchos ex, concejales, candidatos, funcionarios,  se anotaban como cartas fuertes de las distintas fuerzas: Ariel Alcaraz, Analìa Mercau, Carina Leyes, Marcelo Altamirano, Marcelino Oros, y una ignota Valeria Ledesma integraban el largo listado de nombres para una sola silla. Hasta que llegó el día de la sucesión.
La sesión comenzaba con una sorpresa, la presencia de la ex presidente del concejo, Analia Aguero, vestida como para una ocasión especial generó una serie de suspicacias. El asombro iría en aumento, y la madeja se enredaría un poco más, cuando la presidenta del bloque Frente para la Victoria, la dolorense María Esther Ortiz anunciaba que proponía a Analía Agüero para secretaria, por ser de Compromiso Federal. “¿Amigos o enemigos, dónde quedó la fidelidad al ex intendente.El FPV no tiene gente para ese cargo?”, se preguntó en voz alta un viejo dirigente del norte provincial.
Pero la noche tendría un enredo más. Evidentemente, la ex concejal, ex presidente del concejo, ex candidata a diputada, contaba con el apoyo de sus “compañeros” de Compromiso Federal. Pero tanto Diego García como Nelson Flores le dieron la espalda, y apoyaron la candidata de este último, Valeria Ledesma, una persona de bajo perfil y ninguna actividad política conocida.
Ante la sorpresiva postulación y el apoyo del oficialismo provincial, en Quines se preguntan a quién responde ahora Agüero, al oficialismo provincial o al local, suponiendo que sean cosas distintas, salvo que, tal como sucede en el palacio legislativo provincial se pueda bautizar al espacio como Compromiso para la Victoria. Si Agüero fue presentada como perteneciente a Compromiso Federal, ¿Por qué García y Flores no respondieron a la decisión de los hermanos Rodríguez Saá?, ¿Se estará rompiendo el pacto de traiciones que determinó la derrota de Gómez en octubre pasado. O será que entre traidores nadie puede confiar en nadie?. Muchos interrogantes a los que se les suma un supuesto “retirado” que podría estar moviendo los hilos políticos.

DEJA TU COMENTARIO