Un restaurante francés sirve comida recuperada de la basura

Está en París y se llama Freegan Pony. Estuvo a punto de cerrar, pero seguirá adelante gracias a un acuerdo con la municipalidad.

Aproximadamente una tercera parte de la producción global de comida se pierde o tira, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Los desechos per cápita son de entre 95 a 115 kilogramos anuales en Europa y América del Norte, mientras que en la África Subsahariana y la Asia del sur, esta cifra se reduce hasta los 6 o 11 kilogramos por año.

El “Freegan Pony” es el primer y único restaurante de Europa que sirve comida recuperada de la basura, Freegan Pony, anunció el 1 de julio su supervivencia a través de su página de Facebook, después de varias semanas de intensas negociaciones con el Ayuntamiento de París.

Tanto entusiasmo es lógico. Aunque Freegan Pony recoge los desechos de la basura para proveer de comida gratis a los pobres, a ojos del ayuntamiento, era un establecimiento ilegal y desregulado que operaba en un edificio público ocupado en París.

El Freegan Pony queda lejos de ser el clásico local de cuento de hadas al que acostumbra la exquisita oferta gastronómica parisina. Su enorme y oscuro espacio bajo la principal autopista de la circunvalación que rodea Paris estuvo abandonado durante 15 años. Anteriormente fue una nave. Sus chefs cambian el menú cada día, no por la temporada, sino por lo que han encontrado (o no encontrado) esa misma mañana. Aquí la creatividad no es elección, sino esencia.

En cuanto a la clientela, es más probable encontrarse a un refugiado sirio o una persona sin hogar que a un crítico culinario. Uno de sus primeros actos de celebración, después de llegar al acuerdo con el Ayuntamiento, fue organizar el reparto de víveres entre los sirios recién llegados a Paris el pasado 3 julio. Antes permitían a las personas sin hogar dormir en el restaurante durante la noche; pero eso ha cambiado para cumplir el nuevo acuerdo.

DEJA TU COMENTARIO