Raquel Gurruchaga indignada con el colegio de magistrados

La periodista de La Bomba FM se refirió al comunicado donde la presidenta del Colegio de Magistrados, Diana Bernal, pretende poner “límites” a la libertad de prensa.

En otras palabras, Bernal dice que la crítica periodística hacia la justicia “encuentra límite cuando éstas se presentan bajo la forma ominosa” y cuando se trata de maniobras “orquestadas en pos del desprestigio de la autoridad pública actuante”.

La funcionaria judicial no dio precisiones sobre el alcance concreto de los conceptos que usa en su comunicado para imponer límites a la prensa, bajo una amenaza que tampoco es muy clara ya que advierte que en los casos de informaciones que se presentan “bajo forma ominosa” la Justicia debe canalizarlas “a través de las vías pertinentes, utilizando todos los remedios que, al efecto, prevén los ordenamientos procesales vigentes”.

Las “amenazas” de la doctora Bernal pueden considerarse una obviedad, tratándose de supuestas extralimitaciones del periodismo para las cuales ya existen vías legales correspondientes. Por eso, el comunicado se puede interpretar como una “advertencia bajo amenaza” a la labor periodística.

magistrados-prensa122-03-16

El comunicado de Bernal dice textualmente:

“El Colegio de Magistrados y Funcionarios Judiciales de San Luis, ante diferentes manifestaciones efectuadas en publicaciones radiales, periódicas, on line o en redes sociales, referidas a actuaciones judiciales aún no resueltas en forma definitiva expresa su apoyo y solidaridad para con los Magistrados y Funcionarios Judiciales intervinientes, convencidos de que el ataque a las decisiones judiciales que pudieren resultar adversas a cualquier justiciable, debe canalizarse a través de las vías pertinentes, utilizando todos los remedios que, al efecto, prevén los ordenamientos procesales vigentes.

Los desméritos enmarcados en situaciones de intereses personales, que no parecen tener otro propósito que condicionar en forma inadmisible su actuación desnaturalizan los procesos del Poder Judicial, y al sembrar el descrédito en la Justicia, atentan contra este pilar del sistema republicano de Gobierno.

Ningún Funcionario Público, calidad que lógicamente incluye a los Magistrados y Funcionarios Judiciales, debe estar exento de la crítica, opinión y divergencias razonables; pero este principio encuentra límite cuando éstas se presentan bajo la forma de una ominosa maniobra orquestada en pos del desprestigio de la autoridad pública actuante.

Por todo ello, esta asociación se ve en la necesidad de exigir el respeto, colaboración y sometimiento a la labor judicial propio del reparto de competencias, roles y funciones que hace a la esencia del régimen republicano, repudiando estas prácticas, no como tutela corporativa, sino en el convencimiento de que emitir opiniones públicas con un claro menosprecio a quienes actúan guiados por la ley en la solución de conflictos muchas veces complejos, solo redunda en perjuicio de la sociedad, las instituciones de la democracia y del Estado de Derecho.

La independencia de los jueces no solo se pone en peligro con las distintas formas de subordinación a otros poderes sino también, como ha ocurrido en la Provincia de Tucumán y Chubut, con actos de particulares que intentar intimidar en la toma de decisiones mediante denuncias generalizadas vertidas por medios de comunicación sin fundamentos y sin atenerse a los mecanismos legales para establecer eventuales responsabilidades disciplinarias de jueces y funcionarios´ (Declaración de La Rioja, 10/03/2016, Federación Argentina de la Magistratura)

Firmado por Dra. Diana María Bernal- Presidente – Dra. Ana María Nigra-Secretaria”.

DEJA TU COMENTARIO