Daniel Angelici: “contra River hay que ganar como sea”

Y agregó: “El Vasco tiene respaldo”. El equipo de Arruabarrena perdió la punta y el domingo lo espera el Millonario en el Monumental.

No hay presión más fuerte que aquella que nace desde adentro. Y en Boca, tras la derrota contra San Lorenzo, el aire se cargó, la cuerda se tensó y el margen de error es casi nulo pese a que el equipo de Arruabarrena está a un punto del líder San Lorenzo. Boca perdió en el peor momento, justo en la previa al Superclásico ante River, con el que volverá a verse las caras después de aquel bochornoso mayo. “El de San Lorenzo era un partido muy importante porque teníamos dos puntos arriba del rival y era fundamental. Si queremos salir campeones tenemos que ganar las siete finales que quedan y esperar que ellos se caigan”, graficó Daniel Díaz, el capitán de un plantel que sintió el impacto por la derrota y que se fue con bronca porque sintieron que habían hecho las cosas mucho mejor que su rival.

“En Boca una derrota duele mucho. No es fácil entrenar y jugar día a día sabiendo que la única meta es salir campeón. Es complicado porque antes la gente de Boca vivía como algo normal ganar títulos y hoy que hace mucho que no ganamos nada te das cuenta de que no era tan normal que Boca gane campeonato, Libertadores, Mundial de Clubes”, describió el Cata, capitán y voz autorizada de un grupo que tiene a protagonistas que saben que están mirados de reojo por los hinchas tras las dos eliminaciones internacionales con River.

Para la dirigencia, la caída en el clásico fue un golpe tremendo. Incluso Angelici, ante tanto enojo de los hinchas, debió salir a explicar por qué se fue de viaje a Italia en medio de una semana crucial para la vida deportiva del equipo. Argumentó tener compromisos en Turín y lamentó no poder estar en Buenos Aires. Habló y también le dejó un mensaje al plantel cargado de presión. “Los jugadores tienen que demostrar por qué están en Boca, contra River tenemos que ganar como sea”, sentenció antes de intentar ahuyentar fantasmas entorno a la continuidad del técnico en caso de una caída en Núñez: “El Vasco tiene el respaldo de la Comisión Directiva y del presidente, después a fin de año haremos evaluación”. ¿Por qué necesitó salir a decir eso? Porque puertas adentro del club se sabe que nadie sostiene otra caída contra River (además ahora se transformó en un rival por la carrera al título) pese a que luego del clásico quedarán por disputarse seis encuentros. “Nadie renuncia en el Monumental si las cosas no salen como queremos”, le aseguró a Clarín un dirigente del club, consciente de lo que se especula. César Martucci, secretario general, fue claro: “Todos tienen nuestro respaldo. Ni antes del partido con San Lorenzo se definía el torneo ni se definió ahora que ya pasó”.

Al DT, por lo bajo, le cuestionan los cambios en el clásico ante San Lorenzo y que en los momentos cruciales su equipo dio un paso para atrás. Pero en el seno del cuerpo técnico hay tranquilidad porque saben que el partido lo dominaron y que merecieron el triunfo, algo que es cierto. Más aún: los retornos de Carlos Tevez, Fernando Gago y Nicolás Lodeiro (todos posibles titulares en el Monumental) generan esperanza para lo que se viene, aunque también hay bronca porque recién los tendrán el jueves, a 72 horas del partido ante River, y sin la chance de incluirlos en la práctica de fútbol formal de los miércoles. También ellos, como algunos referentes del plantel están con fastidio por los fallos en contra de parte de los árbitros y por la ausencia de representación en la AFA por parte de los dirigentes.

Con River en el horizonte, con una mochila cada vez más pesada, con presiones desde adentro y de afuera, con un técnico observado y un plantel cuestionado. Así está Boca en una semana clave.

DEJA TU COMENTARIO