¿Dónde está el piloto?, se solicita el paradero de Rodríguez Saá

El Gobernador está virtualmente desaparecido, no se sabe si está en la provincia, no parece en videollamadas, los casos de Coronavirus aumentan, falta personal en todas las áreas y la Jefa de Gabinete internada en Córdoba. ¿Dónde está el piloto, quién maneja la provincia?

En el peor momento de la provincia el Gobernador no aparece, no da señales de vida y las luces rojas, en un complejo tablero, se encendieron. Cada semana parece ser la peor para un golpeado gobierno de Rodríguez Saá. La noticia de los custodios del mandatario con Coronavirus y el aislamiento del Gobernador, pese a ser negativo según informó el Comité de Crisis, motivó el alejamiento de Rodríguez Saá de la escena pública, ensayo que ya había ocurrido semanas atrás pero las apariciones vía Zoom en la interna partidaria lo devolvieron al ruedo público. Está vez las incógnitas son mayores.

La publicación de El Puntano sobre un charter con capacidad para 50 personas que llegó de forma intempestiva al aeropuerto local y el despegue inmediato de la aeronave elevaron las suspicacias, los rumores no se hicieron esperar y un posible viaje de Rodríguez Saá a una clínica de Buenos Aires recorrió las redacciones de los medios locales. Nadie se animó a certificar o desmentir la información agregándole una cuota de hermetismo y misterio al paradero de la máxima autoridad provincial.

¿Quién se fue?, un jet privado despegó del aeropuerto de San Luis

Al tiempo que los casos de Coronavirus aumentan, conforme a la información oficial, el personal de salud reclama por falencias de todo tipo y los hisopados se realizan a cuentagotas frente a una demanda que parece desbordar el precario sistema implementado. Los resultados llegan, en el mejor de los casos, con demoras que van de los 7 a los 15 días. Los centros de aislamientos para enfermos leves son lo más perecido a los campos de refugiados. Aquí tampoco aparece la mano del “piloto de tormentas”, como se autodefinió el Gobernador.

La información difundida por el periodista Daniel Poder sobre un problema de salud de la Jefa de Gabinete, Natalia Zabala Chacur, y la obligación de ausentarse de sus funciones casi escapando  a la salud provincial para refugiarse en Córdoba son otra muestra de la endeble situación administrativa y sanitaria de San Luis. Tampoco hay allí alguien que tome determinaciones concretas en una tormenta cargadas de nubarrones negros que se asienta en el cielo puntano.

Mientras la noticias eran buenas y el látigo ajusticiador de Rodríguez Saá caía sobre los que se animaban a enfermarse, el Gobernador gozaba de sus anuncios diarios, en primer momento, y día por medio, en una segunda etapa. Cuando las cosas se pusieron feas el piloto de tormenta abandonó el mando, se escondió, se fue o simplemente no está. Nadie puede decir cuál es el paradero de Rodríguez Saá en una tormenta que comenzó a hacer tronar su furia y que podría ser de características devastadoras para una provincia con déficit fiscal, pobreza, desempleo y recesión.

DEJA TU COMENTARIO