Asumió Tamayo en medio de un paro de transporte que tiene a casi 200 mil vecinos sin servicio

El alfil de Rodríguez Saá asumió en la Intendencia capitalina, el juramento se realizó en la sede del Concejo Deliberante. Afuera los choferes de Transpuntano se manifestaron solicitando una solución urgente al conflicto.

Tamayo recibió la conducción de la intendencia en medio de un conflicto gremial que mantiene a 330 trabajadores del transporte de pasajeros parados en reclamo del pago de su salario del mes de noviembre, sobre el que sólo recibieron el 33 por ciento del pago.

En horas de la mañana, los trabajadores de Transpuntano cortaron la avenida Raúl Alfonsín, desde Salvador Segado hasta Roberto Gentile, arteria de acceso al parque industrial sur de esta capital, en reclamo del pago de sus haberes.

Si bien la Municipalidad de la Ciudad a cargo de la anterior gestión, encabezada por Enrique Ponce, ya contaba con el fondo compensatorio que envían desde nación, la institución no realizó el depósito a los empleados en una estrategia que los observadores políticos caracterizaron como “darle a Tamayo una brasa caliente para que responda al desfinanciamiento que ellos provocaron en la empresa”.

El dinero, que llegó el lunes, no impactó en la cuenta de los trabajadores por lo que el secretario gremial de UTA San Luis, Lucio Orozco, manifestó en declaraciones a la prensa que la actitud de la gestión anterior “es malintencionada” ya que lo demoraron sabiendo que hoy “asume un nuevo intendente”.

Orozco apuntó directamente a la anterior gestión y los acusó de haber hecho una “mala gestión con la que fundieron la empresa”.

En una jornada caliente, prestaron juramento además los 8 concejales electos en la última elección del 10 de noviembre pasado.

Fuente: Télam

DEJA TU COMENTARIO