Condenaron a 10 años de prisión al expediatra del Garrahan

Lo encontraron culpable de tenencia, producción y distribución de pornografía infantil. “Las imágenes eran aberrantes”, dijo el juez. La fiscal pidió revocarle la domiciliaria.

El Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 6 a cargo de Gonzalo Rúa condenó a 10 años de prisión a Ricardo Russo, el pediatra y ex jefe de Inmunología y Reumatología del Hospital Garrahan. Fue por los delitos de producción, tenencia y distribución de pornografía infantil.

“No voy a hablar de pornografía infantil sino de imágenes de abuso o explotación sexual infantil. Cada imagen o video es un abuso de menores”, aclaró el magistrado en el comienzo de la sexta jornada del juicio. “Usted, Russo, usaba eMule y tenía conocimiento de esa plataforma porque había descargado más de 2.000 películas. Dijo que podría tratarse de un error, pero fueron detectados archivos en sus tres computadoras. Usted sabía lo que hacía: bajaba, consumía y distribuía”, remarcó.

“También dijo que jamás había observado este materia, pero llegué a la conclusión de que esto no es cierto. Sí sabía que descargaba videos de abuso. Cuando se realizó el allanamiento en su domicilio, los testigos manifestaron que usted les comentó que no le dijeran nada a su mujer”, agregó.

Antes de dar a conocer la sentencia, el juez Rúa expresó: “Usted ofreció 66 archivos de video de alto contenido de explotación sexual infantil. Las víctimas eran menores de 13 años”. “Los videos que vimos son de una enorme violencia. No solamente son menores de 13 sino también bebés en imágenes de abuso sexual infantil”, indicó.

El magistrado también se refirió a las fotos que el acusado le tomó con su celular a pacientes gemelas de 9 años, el 24 de noviembre de 2015, en su consultorio del Garrahan. Las imágenes fueron analizadas por expertos. “Los testigos no ven nada interesante para la medicina o para la actividad científica en las fotos”, señaló Rúa.

La fiscal Daniela Dupuy solicitó este martes en su alegato la pena de 10 años de prisión y la inhabilitación perpetua de su profesión y además pidió que vuelva a la cárcel hasta que la sentencia quede firme. En tanto, Susana Ciruzzi, la abogada que representa al Hospital Garrahan, pidió 13 años de prisión y también la inhabilitación permanente para Russo, de 57 años.
Por su parte, la defensa del acusado solicitó la absolución y pidió que, “en caso de que se le condene, que sea con libertad porque se demostró que no hay riesgo de fuga”. “Russo se pudo haber equivocado, consultado o tomado de una red accesible a todos, contenidos censurables que tenía en su computadora, pero que no compartió porque quiso: lo compartió el programa eMule sin que él lo supiera”, sostuvo el abogado Ricardo Izquierdo.
Russo, de 57 años, llegó a juicio acusado de haber distribuido 336 videos de explotación sexual infantil. Las imágenes fueron facilitadas a través de la red eMule, de tenencia con fines inequívocos de distribución de 964 fotos y 68 videos de menores de 13 años realizando actividades sexuales explícitas, y de haber producido 5 sesiones fotográficas de niñas exhibiendo sus partes genitales, a lo que se suman 220 imágenes tomadas a chicos en lugares públicos haciendo foco en la zona íntima.

DEJA TU COMENTARIO