La provincia al borde de la quiebra y Alberto de vacaciones en Europa con “gastos reservados”

San Luis está en la crisis financiera más grande de la que se tenga memoria, cerró el año con un déficit de $ 1200 millones, la pobreza trepó arriba del 30%, no hay trabajo ni obra pública. Pese a semejante situación el Gobernador está de vacaciones en Europa y lleva despilfarrados $ 2 millones de los denominados “gastos reservados”, dinero de todos los sanluiseños que usa a discreción sin rendir cuentas.

Por estas hora la ciudad de París es el epicentro de la información mundial, el devastador incendio en la Catedral de Notre Dame sitúa la atención del planeta en Francia. Precisamente el Gobernador de San Luis tiene en su itinerario de vacaciones “la ciudad de la luz” como una de las paradas obligadas.

Sucede que Rodríguez Saá, después de pasear con su hijo “Albertito”, Alicia Bañuelos y Mabel Domínguez, por Suiza, extendió el viaje hacia Londres y París. La travesía de los trotamundos se solventa con $ 2 millones que sacaron de las arcas provinciales y que figuran como “gastos reservados”, hoteles de lujo, viajes en primera fila, souvenirs para los amigos, son algunas de las erogaciones que el grupo disfruta en la Primavera europea.

Mientras el Gobernador, su hijo y funcionarios se relajan en el viejo continente en San Luis la situación empeora, perdió 20 veces más puestos de trabajo que la media nacional y triplicó la pobreza. En cambio, las provincias vecinas no solo mejoraron o mantuvieron su nivel de empleo, sino que también pudieron bajar su tasa de pobreza. No sólo eso, la droga ganó las calles, los hechos delictivos se suceden a cada hora, el transporte interurbano en crisis terminal, la salud en estado desesperante frente a un gobierno que se muestra ajeno e indolente.

 

DEJA TU COMENTARIO