Sergio Denis se cayó de un escenario y quedó internado en grave estado

Sergio Denis sufrió un accidente mientras ofrecía un show en Tucumán y quedó internado. El músico interpretaba “Te llamo para despedirme” en el Teatro Mercedes Sosa, de la capital provincial, cuando sufrió una fuerte caída.

Tras el incidente, Denis fue auxiliado por los espectadores, según quedó registrado en un video que circuló a través de las redes sociales. “¡A la mierda, se ha caído!”, exclamó la mujer que grababa el recital con su teléfono celular.

El cantante de 69 años debió ser trasladado de urgencia en ambulancia al Hospital Público Ángel C. Padilla, donde permanece internado en grave estado. Según señalaron desde la guardia del Hospital a Infobae, Denis entró al quirófano a las 23.30.

La directora del Hospital, Olga Fernández, explicó que el cantante presenta “hematomas cerebrales, múltiples contusiones, una hemorragia, un importante edema cerebral, una fractura del hueso temporal en la cabeza y una fractura al nivel de la clavícula y el omóplato”.

Es destacar que mañana el cantante tenía programado un recital en la ciudad de Rosario y para el próximo fin de semana tenía previstos dos eventos privados.

Semanas atrás, el cantante reveló que desde hace tres meses está en pareja con una ex compañera de su hija Bárbara. “Me llevo bien con ella. Hace tres meses que estamos viéndonos. Nos estamos conociendo”, dijo sobre su novia Véronica.

Sobre el vínculo de su pareja y su hija, el músico aclaró que “fueron juntas al colegio, pero después perdieron la relación”. También hizo énfasis en que es un romance “muy nuevo”. “Es una buena persona, es periodista de política internacional. Una persona con la cual puedo hablar así que estoy muy contento”, aseguró en una nota con Intrusos.

En febrero, Denis estuvo en la mesa de Mirtha Legrand y recordó uno de los episodios más extremos que le tocó vivir: en 2007, mientras se encontraba de gira en Paraguay, sufrió un ataque cardíaco que lo dejó, según señalaron entonces los médicos, “17 minutos sin signos vitales”.

“Vi un lugar de mucho miedo, oscuro negro y lo puedo contar ahora porque a veces tenía miedo de que la gente pensara que estaba medio pirado cuando contaba esta historia”, dijo para sorpresa de todos. Y siguió: “La mitad de mi cuerpo estaba en un rectángulo, yo lo insultaba, para mí era el diablo. Había una ventana, era un horror”.

DEJA TU COMENTARIO