Macri: “Los criminales tienen que devolver hasta el último bien que se llevaron ilegítimamente”

El Presidente firmó el decreto para instrumentar la extinción de dominio, comienza a regir desde hoy. Preocupación en la familia Rodríguez Saá.

Cansado de que la iniciativa esté cajoneada en el Congreso, pero también con una clara influencia electoral, Mauricio Macri decidió firmar un decreto de necesidad y urgencia para avanzar con el proyecto de extinción de dominio, destinado a recuperar bienes sustraídos en casos de corrupción y del narcotráfico.

“Los criminales tienen que devolver hasta el último bien que se llevaron ilegítimamente. Que sepan que hoy en la Argentina el que las hace, las paga”, dijo el Presidente al hacer el anuncio el lunes en el Salón Blanco de Casa Rosada. Según explicaron fuentes oficiales, la iniciativa, que salió publicada en el Boletín Oficial este martes y ya entró en vigencia, habilita a los jueces a iniciar “una acción civil para extinguir el dominio de aquellos bienes que por no corresponder razonablemente a los ingresos de su titular, permitan considerar que provienen de la comisión de delitos”.

La iniciativa contempla, entre otras cuestiones, la creación de una fiscalía especial que, en paralelo a las causas penales, y una vez que en el fuero penal se dicte una medida cautelar sobre los bienes obtenidos, podrá investigar si provienen de actividades delictivas. En rigor, la iniciativa propone que se invierta la carga de la prueba: serán sus titulares quienes deberán justificar cómo hicieron para adquirirlos, para evitar que se avance con la extinción de dominio.

El proyecto se trabajó en medio de un fuerte hermetismo entre los ministros Germán Garavano (Justicia) y Patricia Bullrich (Seguridad). La idea inicial era que el Presidente lo anunciara este martes, pero durante la reunión de Gabinete se decidió a adelantarlo.

Es probable que haya tenido que ver el reclamo que hizo Elisa Carrió la semana pasada, cuando contó que en diciembre le pidió a Macri que sacara por decreto el proyecto y se mostró expectante de que “lo firme ahora”. La Coalición Cívica tardó apenas unos minutos en celebrar la medida.

Esta improvisación quedó expuesta a partir de la suspensión, a último momento, de la conferencia de prensa que, como es habitual, brindan dos ministros luego de los encuentros con el mandatario. También, se evidenció en la celeridad que los equipos técnicos de Bullrich y Garavano tuvieron que imprimirle a sus tareas: tanto que, casi dos horas después del anuncio, continuaban haciéndole retoques al borrador del decreto. De ahí que hubo versiones cruzadas respecto a la retroactividad que tendrá la iniciativa: en principio se anunció que serían 15 años; pero luego ese plazo se fijó en 20 años. Es decir, podrán ser alcanzados bienes eventualmente incautados en causas de corrupción K.

DEJA TU COMENTARIO