Apriete mafioso de Alberto a los intendentes opositores

En una reunión de carácter “sorpresiva”, según los protagonistas definieron, el Gobernador les dio un mensaje mafioso al decirles que los que “acepten plata de Nación que se olviden de la provincia”. Además prometió llevar a la Corte Suprema las obras aprobadas en el presupuesto nacional para las comunas que él mismo discrimina.

“Ser opositor es un lujo caro”, dijo un reconocido dirigente de Villa Mercedes cuando analizaba el paso de los hermanos Rodríguez Saá en la historia reciente y los constantes aprietes y actos intimidatorios a los que somete a quienes piensan distinto. Una vez más ratificaron el rumbo de esa perversa forma de entender y ejercer el poder.

Un acto que la historia juzgará, ya que la justicia servil una vez más optará por en silencio, Alberto Rodríguez Saá suprimió al Poder Legislativo que venía tratando el presupuesto para el ejercicio 2019 y, a través de un decreto, lo dejó aprobado. “Tenemos presupuesto”, dijo el mandatario sin inmutarse y erigido en ser todopoderoso, “el Estado soy yo”.

Después de ese anuncio, recibió, en Terrazas del Portezuelo, a los intendentes que no comulgan con su forma de gobierno. Allí confluyeron los que desde hace 3 años se mantienen enfrentados a los hermanos y los que en los últimos meses viraron hacia Adolfo, el mayor de la dinastía. Precisamente el Senador mandó al matadero a los que compraron la falsa pelea familiar y Alberto los esperó con el cuchillo entre los dientes.

Les dejó en claro dos cosas, al mejor estilo de la mafia, esa que conocemos a través de películas o las mentadas series de Netflix. Un Gobernante, enquistado en el poder, convoca a intendentes y les dice “los que acepten plata de Nación que se olviden de la provincia, o los eligen a ellos o nos eligen a nosotros”. El primer golpe del puñal ya estaba dado, los que estuvieron enfrentados desde el primer momento pudieron sobrellevar la situación porque conocen perfectamente la conducta del mandatario, los que están dentro del oficialismo y se subieron a la obra de teatro montada en torno a un enfrentamiento entre los hermanos sintieron que Adolfo los entregó a las garras insasiables del Gobernador.

En segundo término, Alberto anunció que demandará “ante la Corte Suprema los fondos aprobados en el Congreso Nacional que se destinen a obras para los municipios”, es fue  la estocada final para los intendentes.

 

DEJA TU COMENTARIO