Confirman que no es Sofía Herrera la nena de 14 años hallada en Ayacucho

En las últimas horas encontraron a una menor secuestrada en la comunidad gitana en Ayacucho. Según la información extraoficial, había grandes posibilidades de que se tratara de Sofía Herrera, la pequeña desaparecida hace 10 años Río Grande, provincia de Tierra del Fuego. Pero luego fue desestimada esa posibilidad.

En la mañana de hoy se llevaron a cabo allanamientos clave en dos domicilios de la ciudad: uno en Avenida Solanet casi 9 de Julio, y otro de Avenida Dindart al 1000. La niña rescatada tendría alrededor de 14 años. «Hay que hacer todos los estudios pertinentes para verificar identidad», precisaron a BigBang fuentes de la investigación, al tiempo que detallaron: «En el lugar se encontró un DNI de la menor falsificado».

Por otra parte, el Juez Daniel César Hernández de Ríos Grande ordenó que se realice muestras de las huellas palmares y plantales de la menor.

«Estamos esperando obtener la impresión de la palma de la mano y los pies. Una vez que activamos esos registros la policía de Tierra del fuego será la encargada de hacer la evaluación de comparación», inició y luego detalló el proceso.

«El camino es luego pedir: primero, la medida el registro palmar. En el caso de que brinde un resultado positivo; el segundo paso es la extracción de ADN vía un hisopado bucal. Esa acción queda sujeta a los resultados», explicó el juez y confirmó que mientras se realice el proceso, la menor queda a resguardo del tribunal.

«Cuando ves que tu hija crece en un dibujo es muy impactante. Lleva tiempo procesarlo. Ojalá mi hija esté así como luce en las imágenes. No la vi crecer y verla así en el dibujo es fuerte», reveló en septiembre a BigBang María Elena, la mamá de Sofía, cuando se cumplió el décimo aniversario de la desaparición.

«Mi marido está muy angustiado, está muy mal en esta fecha. Es mucho para él. Además de todo lo que debimos enfrentar. Recordamos todo lo que pasó. Es un día difícil. Significa revivir todo. Pensar lo que hicimos cuando empezamos a buscarla, la relación con los medios de comunicación, las campañas, las marchas. Tantas cosas», aseguraba María con el dolor expresado en la voz, pero sin bajar los brazos.

«Cómo quisiera volver atrás el tiempo, hoy no entiendo cómo mi hija desapareció tan rápido. No hay nada, ni rastro de ella. Hoy mi esperanza es que ella vea las redes sociales y se vea en las fotos y pueda contactarse», afirma esta mamá que en recorrió cada provincia, cientos de ciudades, viajó a países limítrofes e inició todo tipo de movilización por su hija.

«La cama hecha, la ropa que estaba sucia la dejé asi, la ropa planchada está guardada, todo acá para cuando regrese», afirmó.

DEJA TU COMENTARIO