Mariotto usa la Casa de San Luis como unidad básica

El ex Gobernador de la provincia de Buenos Aires organiza reuniones, comidas y encuentros políticos en la Casa de San Luis en Buenos Aires. Es el nuevo “organizador” de Alberto y Adolfo en la campaña a presidente.

“El tren fantasma de Hay 2019”, tituló la revista La Tecla, un medio de comunicación político muy leído en la provincia de Buenos Aires, allí dan precisiones sobre las nuevas figuras que acompañan la aventura de Alberto, Adolfo y “Coqui” Capitanich.  Dan muestras claras de las apuestas hacia lo que se considera “la vieja política” o los dirigente “menos potables” dentro del Kirchnerismo.

Es así que aparecen figuras polémicas, por un lado Alberto decidió ubicar al frente de la Casa de San Luis en Buenos Aires al ex vicegobernador Gabriel Mariotto, para que conduzca la relación institucional. En tanto, el armado territorial y político quedó nada más y na-da menos que para un trío con baja reputación sobre sus apellidos: Aníbal Fernández, Guillermo Moreno y Baldomero “Cacho” Álvarez. Dos peronistas kirchneristas y el exintendente de Avellaneda, que supo jugar con Sergio Massa, con Daniel Scioli y con cualquier armado del peronismo ortodoxo que le dé algo de poder en el Conurbano

En ese armado, con fuerte olor a rancio, quedan desplazadas nuevas y jóvenes figuras que se aceran a Unidad Ciudadana. Tal es el caso de Nicolás Rodríguez Saá, quien tiempo atrás estaba en el lugar de Mariotto y hoy está dentro del espacio de Cristina y con cierta distancia de los parientes sanluiseños. La incorporación al espectro de los Rodríguez de personajes como Fernando Vaca Narvaja, recordado por ser uno de los líderes del movimiento Montoneros, aleja de posibilidad de un armado de jóvenes dentro del escenario político de los longevos dirigentes enquistados en el poder puntano desde hace casi cuatro décadas.

Mariotto y sus reuniones políticas en las Casa de San Luis.

DEJA TU COMENTARIO