El día llegó: vuelve a brillar el sol y se va la lluvia

Cuando parecía que el clima húmedo llegaba para quedarse, el pronóstico meteorológico anticipa para hoy que comenzarán a despejarse las nubes y volverá el sol. El Servicio Meteorológico Nacional anuncia que en San Luis será un día con ambos como protagonistas, y una mínima de 10 grados y una máxima de 19. Las mismas condiciones se repetirían durante el fin de semana, dejando atrás unas cuantas jornadas grises, lluviosas y con niebla.

Y también en el largo plazo el panorama climático tenderá a normalizarse. Al menos eso es lo que informó el especialista Eduardo Sierra en su informe estacional mensual que divulga la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

San Luis no estuvo ajena a los fenómenos climáticos, ya que sufrió en parte la sequía en su extremo este (en la franja entre Justo Daract y Villa Mercedes sobre todo) y al menos, hasta ayer estaba sometida a una fuerte tormenta. Lo bueno es que llovió en todo el territorio provincial, aunque con cierta irregularidad en las últimas horas. Porque por ejemplo la estación meteorológica del Valle del Conlara, que forma parte de REM que maneja la Universidad de La Punta como todas las demás que hay en la provincia, apenas llevaba registrado 0,5 milímetro ayer. En cambio en La Punilla cayeron 43,3 milímetros en apenas 24 horas. Por eso es más referencial fijarse el registro de los últimos 30 días y allí hay valores más estables. Claro, no fue la misma cantidad de lluvia la que cayó en San Martín (83,6 milímetros) que en La Botija (4,6). Pero cada región geográfica tiene su realidad.

El ránking de San Luis

Recorrer los informes on line que brinda la Red de Estaciones Meteorológicas (REM) de la ULP es un ejercicio interesante. Como sus mediciones pluviales discriminan entre las últimas 24 horas, los 30 días precedentes y el acumulado en el año, es posible observa el devenir de las lluvias, su irregularidad y las características que pocas veces cambian: el oeste puntano es la región más seca, el centro estuvo pasado por agua y el sur tiene diferencias notables entre una localidad y otra.

Vamos a los números. El sitio donde más llovió en el año fue El Trapiche, que ya lleva 460,3 milímetros. Y no es que aflojó en el último mes, porque con sus 81,9 está bien arriba, sólo superado por la vecina El Durazno (94,5) y San Martín (85,3). Detrás suyo en el acumulado van la propia San Martín (390,2) y Merlo (397,2).

Entre el miércoles y el jueves, las precipitaciones se ensañaron con La Punilla (47,2 milímetros). Muy atrás le siguieron El Durazno (38,4), San Martín (34,4) y La Punta (37,8). Raro el caso de La Toma, donde apenas cayeron 67,2 milímetros el último mes, pero acumuló 25,2 de ellos en 24 horas.

En el otro extremo del “ranking”, las localidades en las que menos llovió hay que buscarlas en el oeste puntano. A La Botija no hay agua que la conmueva demasiado: lleva 153,6 milímetros en 2018, 4,6 en el último mes y mientras el resto se empapaba, allí sólo cayó 1,5 milímetro ayer. También La Calera mantuvo sus características secas, con un acumulado mensual de 12,7 milímetros y 181,3 en todo el año. La única localidad que no llegaba a las tres cifras en lo que va de 2018 era hasta ayer La Tranca, con 99,5 milímetros y muy escasos 4,3 en abril y principios de mayo.

Las grandes ciudades vienen parejitas en cuanto a lluvias recibidas. La capital lleva 292,6 milímetros en el año, y 30,4 en el último mes; mientras que Villa Mercedes tiene registros de 209,9 y 63,4 respectivamente, lo que indica que luego de la sequía recuperó terreno en abril. Caso curioso el del Conlara: en las últimas 24 horas cayeron un milímetro en el aeropuerto y 25 en Tilisarao, a pocos kilómetros.

DEJA TU COMENTARIO