La Fórmula 1 vuelve a la Argentina, la sede no será San Luis

Alberto Rodríguez Saá había dicho que el Autódromo de La Pedrera iba a recibir a la Fórmula 1, finalmente la competencia llegará al país pero será Buenos Aires la anfitriona.

Según cuenta el sitio La Política On Line, la Fórmula 1 volverá a la Argentina a más tardar en 2020, según confirmaron  fuentes al tanto de las negociaciones entre la máxima competencia del automovilismo y el Gobierno de Mauricio Macri.

 

Acompaña a Macri en esa empresa Horacio Rodríguez Larreta, que como jefe de gobierno fue preparando el terreno para que el autódromo de Buenos Aires sea el lugar elegido para la F1 y para eso lo acondicionó para que ya se corran allí las carreras de TC, TC 2000, Súper TC 2000, Top Race y TN. La idea del jefe de gobierno es añadir la llegada de la F1 al plan de revitalización del Sur de la Ciudad, del que forma parte la Villa Olímpica que recorrerá junto a Macri este lunes, en la previa de los Juegos Olímpicos de la Juventud que se realizarán este año en Buenos Aires.

Quien le dio mayor impulso a la vuelta del automovilismo a la Ciudad fue Diego Santilli, fanático de los autos, quien también había estado detrás de las carreras de Súper TC 2000 en 2012 y de la Fórmula E en 2015, ambos eventos que el PRO utilizó con éxito para instalar el automovilismo en la Ciudad.

Marcelo Fígoli, titular del Fénix Entertainment Group, fue el nexo entre el gobierno argentino y las autoridades de la Fórmula 1, que vinieron al país recientemente y se fueron gratamente sorprendidos con el estado del autódromo porteño.

La delegación que vino a supervisar el Autódromo definió que la carrera argentina se realizará allí y si bien encontró las instalaciones en un estado mejor al que se esperaba, indicó una serie de mejoras que se deben hacer, lo que implicaría que la carrera no se realizaría hasta 2020 y no en 2019 como quería Larreta, que soñaba con un circuito antes de las elecciones.

Por esas mejoras, de un monto no menor a 15 millones de dólares, es por lo que Larreta y Macri tienen dudas, puesto que temen el impacto en la opinión pública ante un gasto semejante.

Sin embargo, Fígoli les ofreció un acuerdo para que la plata la pongan privados con una fórmula de devolución de la inversión. Es que la fórmula 1 generaría dividendos multimillonarios y más aún en un país “fierrero” como la Argentina.

En ese sentido, las autoridades de la competencia quedaron fascinados con los números que arrojaron las encuestas en territorio argentino: tienen calculado que en el país hay unos 10 millones de “fierreros”, un porcentaje insólito en comparación con otros países y por eso creen que la Fórmula 1 en Argentina será un boom.

En cuanto a la inversión, los empresarios le acercaron a Cambiemos el ejemplo de México. En el país azteca, la vuelta del Gran Premio que se realizó en el DF en noviembre de 2015 luego de 23 años, fue considerada un tema de Estado, a tal punto que la Presidencia y el gobierno del DF se juntaron para invertir 250 millones de dólares.

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto apostó a la F1 para levantar la imagen de México en el mundo, al mismo tiempo en el que calculaba ingresos por 2 mil millones de dólares en 5 años.

Tanto entre los empresarios como en el Gobierno aseguran que la competencia posiciona al país en el mundo en un lugar de privilegio y genera un turismo de muy alto poder adquisitivo, ya que la Fórmula 1 atrae a las marcas top de todos los rubros, que podrían vincularse con el país a través de la carrera anual.

México tiene además un piloto (Sergio Pérez) que compite actualmente en la Fórmula 1 y en Argentina piensan en tener uno propio, ya que atrae marcas y genera mayor expectativa entre los fans locales.

El piloto argentino con mayores chances de llegar a la máxima categoría es el tigrense Facundo Regalia, radicado en España y participante de la Fórmula 2. Aunque también se menciona a los pilotos Marcos Siebert y Giorgio Carrara. Para conseguir sentar a un piloto nuevo en la pole position, hace falta una fuerte inversión, que estaría a cargo de los empresarios. Aunque la idea es que el piloto argentino recién corra en la segunda edición del circuito en Buenos Aires, es decir, en 2021.

La Pedrera sin posibilidades

“Le solicité al Gobierno Nacional en nombre del Gobierno de San Luis que hagan los trámites para poder inaugurar el 9 de julio de 2017 con la Fórmula 1, el segundo circuito internacional que va a tener la Provincia”, dijo en noviembre de 2016 el entonces ministro de Turismo Daniel Orlando.

Los anuncios quedaron postergados, San Luis no realizó ningún trámite para posicionarse a nivel internacional de cara a la competencia y la Fórmula 1 se quedará en Buenos Aires.

DEJA TU COMENTARIO