Adolfo le consiguió otro trabajo a su mujer, confeccionar los uniformes para la policía

El candidato dijo que en los trajes para la fuerza se van a confeccionar en la Concarán, donde su esposa Gisela fundió una textil pero conserva las máquinas. Adolfo y otro negocio para su esposa.

No da puntada sin hilo, la policía de la provincia le reclamó, tiempo atrás, la necesidad de contar con uniformes en condiciones, cabe destacar que son los propios efectivos quienes deben comparar la vestimenta que oscila entre $ 800 y $ 1000. En las últimas horas Adolfo se reunió con las mujeres de la fuerza y les dio una solución que termina beneficiando a su esposa Gisela Vartalitis.

«En Concarán están los mejores sastres, los sastres de Christian Dior», dijo y adelantó que allí se confeccionarán los trajes para la policía. En ese momento un grupo de mujeres refutó los dichos del veterano dirigente que insistió en la calidad técnica de los sastres. «Los que no quieren a los sastres que se hagan cargo», disparó.

La insistencia de Rodríguez Saá para que el Gobierno pague los uniformes y sea en Concarán el lugar en el que se confeccione no responde a una necesidad laboral del norte de la provincia sino a la de conseguirle a su mujer otro negocio a costa del Estado y con fondos de todos los sanluiseños.

Gisela Vartalitis fundió una textil en Concarán que tenía 170 trabajadores, pero conserva las máquinas para confeccionar la vestimenta. La estrategia de Adolfo es que el dinero salga del Gobierno y que los sastres de Gisela hagan el trabajo, otra vez todo queda en familia. Ante la necesidad y los reclamos, Adolfo encuentra el camino para aumentar la fortuna de la sociedad conyugal.

 

DEJA TU COMENTARIO