Elección fantasma: Escuelas vacías, urnas sin custodia y una sola lista

Los hermanos Rodríguez Saá armaron una elección con una sola lista, las escuelas vacías en toda la provincia, las urnas sin custodia y otro papelón de la dinastía gobernante que atenta contra la democracia.

La presente crónica de una elección fantasma tiene diversos condimentos que la convierten en una historia trágica que combina, política, poder, dinero y abusos.

Este domingo quedará registrado en la historia reciente como el día que Adolfo y Alberto Rodríguez Saá atropellaron otra vez a las instituciones, a lo largo de más de 30 años de dominio absoluto se recuerda la elección de 1983 en la que el radicalismo impugnó el acto denunciando fraude. La demora en la presentación de la impugnación por parte de la apodera de la UCR convalidó como gobernador al actual Senador Nacional, la dirigente del radicalismo terminó siendo funcionaria de Adolfo.

En 2003 montaron una elección paralela para la ciudad de San Luis, gobernaba el intendente opositor Carlos Ponce y de la mano de la justicia provincial los Rodríguez Saá consiguieron un acto eleccionario un día distinto al convocado por el jefe comunal. Durante dos años lo habitantes de la ciudad capital convivieron con dos intendentes, dos concejos deliberantes y dos gestiones que se enfrentaban diariamente en la calle, finalmente en 2005 el fallo de la Corte Suprema de Justicia puso fin a la gestión trucha de María Angélica Torrontegui, puesta por Adolfo y Alberto. Cabe destacar que en ese periodo la coparticipación provincial, de $ 20 millones, fue manejada por la Intendenta de los Rodríguez Saá, el dinero nunca apareció.

Este domingo la historia vuelve a repetirse, meses atrás el Gobernador envió un proyecto a la legislatura para modificar las PASO y convertirlas en PAS (Primarias Abiertas y Simultáneas, no obligatorias). La iniciativa fue aprobada y e mandatario convocó a elecciones primarias para este domingo 30. El frente oficialista presentó una sola lista por lo que saltea esa instancia y participa directamente el 22 de octubre en las generales, el frente opositor Avanzar y Cambiemos hizo lo propio, lista de unidad y pedido de oficialización para ir  octubre. Pero no corrió la misma suerte, un grupo de dirigentes de la UCR, entusiasmados por los hermanos Rodríguez Saá, armó otra lista que fue descartada por la junta electoral partidaria por no contar con avales, además muchos de los los integrantes de la nómina no eran afiliados al partido radical ni a ninguno de los integra el frente.

La mano de la justicia, encabezada por la jueza Lilia Novillo, Presidenta del Superior Tribnal de Justicia, que declaró ser militante de Adolfo y Alberto y que en 2015 fue candidata del oficialismo en la intendencia capitalina, avaló a la lista disidente y forzó a las primarias. Pese a ser impugnada por su posición manifiesta de imparcialidad, Novillo  se negó a excusarse y el Frente Avanzar y Cambiemos manifestó que recurrirá la Corte Suprema de Justicia.

Con estos antecedente y con una sola lista se realizó la denominada «elección fantasma», las escuelas permanecieron vacías de votantes y de autoridades de mesas, las urnas quedaron sin custodia alguna y la historia de la democracia reciente suma un nueva nueva mancha, casualmente de la mano del Gobernador que durante la última dictadura militar intercambiaba correspondencia con el dictador Massera.

Imágenes de la elección fantasma

Por si quedaban dudas, el oficialismo armó la elección que pretendía ser la interna de la oposición.

 

La imagen de una urna, sin custodia y abierta.

 

Las escuelas permanecieron vacías, faltaban autoridades de mesas, no había custodia de las fuerzas de seguridad. Los votantes, ausentes.

 

El cuarto oscuro. Una sola lista, no existió la contienda. Se gastaron $ 50 millones.

 

La soledad de un presidente de mesa en redes sociales.

Villa Mercedes:

DEJA TU COMENTARIO