Mensaje mafioso: Alberto y Adolfo lo quieren preso a Poggi

Publicaron una fotografía en El Diario de la República, y la replicaron en las redes sociales del gobierno, en la que se ve a Claudio Poggi dentro  de una celda de la Cárcel en La Botija. La imagen, armada para la ocasión, es un claro mensaje hacia el exgobernador y sus aspiraciones políticas, contrarias al poder de los hermanos Rodríguez Saá.

De perfil, la foto que usaron para armar la imagen que se lo ve a Poggi dentro de la celda.

Desde siempre el manejo de la comunicación para la familia gobernante fue una obsesión, el pensamiento único se plasmó en las tapas  y crónicas publicadas en El Diario de la República, armadas de acuerdo a la necesidad de Adolfo y Alberto. Así, una y otra vez, apretaron, amedrentaron y mandaron todo tipo de mensajes. Los memoriosos recordarán la portada del matutino en la que aparecieron en calzoncillos los jueces del Superior Tribunal o cuando las protestas de estatales y espacios políticos fueron demonizadas, siempre según los requerimientos del poder y como consecuencia a contrapelo de la realidad.

Esta vez no fue la excepción la estrategia se repite pero los tiempos cambiaron, la democratización de la información es un golpe certero al futuro del obsoleto medio de comunicación y propaganda, así las prácticas mafiosas caen en un profundo descrédito. Seguramente la imagen de Claudio Poggi en una celda con el gesto serio y preocupado quedará también en la memoria colectiva y servirá para  que la nueva generación de políticos y de comunicadores sociales tengan otro claro ejemplo de un camino equivocado, torcido y que marcó a la vieja política.

La excusa elegida para amenazar fue, esta vez, una supuesta irregularidad en la entrega de una vivienda a Miguel Darío Roca, quien según el matutino se desempeñó años atrás como secretario privado del ex ministro Ordoñez, quizás ese fue el pecado más grande cometido por el trabajador.

Casualmente, el tema viviendas, es un nicho de corrupción que crearon los hermanos Rodríguez Saá, todos los sanluiseños saben de las dos casa entregadas a la hija de Adolfo en el Barrio Cerros Colorados y que se convirtieron en una mansión o de otra vivienda social transformada luego en una tragamonedas de la empresa Slots Machines en la ruta Camino del Peregrino en el norte de la ciudad, o las casas cedidas a Sanfilippo , familiares y cuerpo técnico en el Barrio los Lapachos en La Punta cuando el “Nene” fue entrenador de un equipó de fútbol solventado por el gobierno de Alberto. Algunos ejemplos de otros tantos casos de corrupción en todo el territorio provincial.

Más allá de la utilización personal y política de las casas sociales que hicieron históricamente los hermanos Rodríguez Saá, hoy se suma otro hecho grave, como los anteriores, a los antecedentes mafiosos con los que continúan manejándose. No les alcanza la condena social de haber cumplido el rol de “buchones” de la dictadura militar con intercambio de correspondencia con el genocida Massera, lo que realmente los incomoda y los lleva libremente a mandar mensajes en el diario solventado exclusivamente con fondos públicos  es el miedo a perder el poder absoluto logrado en las últimas tres décadas.

Una de las celdas de La Botija, allí lo quieren ver, Adolfo y Alberto, a Poggi.

 

“El diario del Gobernador miente”, la respuesta de Roca

Hoy cuando estaba trabajando en el kiosco me llegó un mensaje de un amigo donde me contaba que estaba en la tapa del Diario de la Republica. Primero pensé que era una broma, pero al rato comprobé que era verdad. El diario del gobernador me había dedicado más de la mitad de su tapa para poner algo que era mentira.

Elijo mi muro de Facebook para contar quien soy y que hago de mi vida. La mayoría de quienes nos seguimos, nos conocemos, pero me pareció importante decir lo que viví y estoy viviendo, en especial, desde el 10 de diciembre de 2015 en adelante

Empiezo por lo básico, soy Dario Roca, casado con Sandra, nuestros hijos Marco (19 años) y Agustina (17), ingresé como trabajador a la administración publica en el año 1.999

En el año 2006 me inscribí por primera vez para intentar acceder a una vivienda del Barrio Los Lapachos de la ciudad de La Punta, si bien cumplía con todos los requisitos, no tuve la suerte de ser adjudicado y me devolvieron el dinero.

En el año 2009, me volví a inscribir para acceder a una vivienda, en este caso, viviendas productivas. Tampoco tuve la suerte de salir beneficiado en aquel momento.

En el año 2011, el 25 de noviembre del 2011, me volví a inscribir por tercera vez para acceder a una vivienda social. Cumplí con todos los requisitos, incluido, el certificado de la Dirección Provincial de Catastro y Tierras Fiscales, que con fecha del 7 de noviembre de ese año, certificaba que no tenía ningún inmueble registrado a mi nombre. Por tercera vez me inscribí durante el gobierno de Alberto Rodríguez Saá para acceder a una vivienda social y nunca fui objetado en el cumplimiento de los requisitos.

En el año 2012 me informan desde Viviendas que Catastro había detectado una propiedad a nombre de mi esposa.

Figuraba una propiedad al nombre del hermano de mi señora y otros, lo cual desconocíamos, es mas desde rentas nos habían entregado en 2011 el certificado de que no tenia propiedad.

Hicimos todos los tramites legales que correspondían y cuando el tema fue solucionado, me dieron de alta en Viviendas y pague todo lo que tenia que pagar. Cuando me entregaron la casa, lo hicieron siguiendo los parámetros del decreto 74. En mi nucleo familiar, somos 4 personas.

Quiero contar algo mas en relacion a la tapa del diario de hoy

Nunca tuve el cargo ni la responsabilidad de ser secretario privado del contador Nestor Ordoñez como dice la nota.

Menos todo lo demás que ponen de como llegue a la vivienda social. Ya lo conté eso mas arriba

Lo que si me pasó es que desde que me manifesté a favor de Avanzar, proyecto político que fundó el exgobernador Claudio Poggi, no han dejado de perseguirme por mis ideas

A fines de diciembre me trasladaron de la secretaria general, lugar donde siempre trabaje, al área de Ayuda Social del ministerio de Salud, a los pocos meses, el ex ministro Riera primero me trasladó al Hospital del Cerro de la Cruz, para luego sobre finales de año y antes de que lo echen, Riera me firmó el traslado desde el Hospital del Cerro de la Cruz al Centro de Salud de Balde.

Para que se entienda, vivo en el barrio donde estaba el frigorífico San Carlos, puedo entender más alla de si me gusta o no, que me pasen de Secretaria General al edificio administrativo del ministerio de Salud, de ese ministerio al hospital, pero del hospital a Balde. A 50 km de la ciudad donde vivo, exigiéndome que viaje todos los días a un lugar que no hay ni colectivo, es pura y únicamente, persecución política por mi modo de pensar.

Por el intento de traslado a Balde, presente un recurso de amparo en la justicia defendiendo mis derechos de trabajador, recurso que sigo esperando que resuelva. Por la constante persecución, acoso, maltrato y los constantes traslados en poco menos de 12 meses, termine con un cuadro de stress generalizado, tomando medicación y con licencia medica en la administración, licencia que ya finalizó

Leo la nota del diario del gobernador y pareciera que soy dueño de media provincia (la otra mitad ya sabemos que es de él) pero lo cierto que soy un laburante, que con mi mujer pusimos un kiosco chiquito en la calle colon, entre Lavalle y Pedernera, que atendemos los dos porque no tenemos ingresos como para poner un empleado.

Laburo todos los días allí y en la administración publica, lugar donde labure durante 18 años y quiero seguir laburando.

Tengo una casa de barrio, un Fiat Idea modelo 2007 y paremos de contar.

Me da mucha bronca tener que escribir esto. Me da mucha bronca tener que poner las fotos de los papeles donde acreditó que siempre actúe de buena fe. Me da mucha bronca que tanto en el diario del gobernador como en las web oficialista hayan mentido del modo que lo hicieron y que no me hayan llamado antes de publicar para escuchar mi voz.

Pero lo que mas bronca me da, es que nos persigan solamente por pensar distinto. Yo quiero vivir en una provincia donde cada uno pueda pensar como quiera, donde los que piensen diferentes no lo escrachen ni los persigan en sus laburos. Lo lamento, yo ya elegi trabajar para quien me genera la esperanza de que podemos cambiar la realidad en la provincia, me seguirán persiguiendo y seguirán mintiendo, Ya lo se.

Un abrazo a los amigos y gracias por haberse tomado el trabajo de leer este posteo. La próxima vez prometo escribir sobre cosas mas entretenidas

Abrazo
Dario

Hoy cuando estaba trabajando en el kiosco me llegó un mensaje de un amigo donde me contaba que estaba en la tapa del…

Posted by Darío Roca on miércoles, 15 de febrero de 2017

 

DEJA TU COMENTARIO