Empleada de la morgue afirma quedar embarazada de un cadáver

Todo era normal en la vida de Felicity Marmaduke, residente en el estado de Missouri, Estados Unidos, quien en ese entonces tenía 38 años y trabajaba en una morgue, donde se dedicaba a asear cadáveres, con los cuales, luego se supo, practicaba la necrofilia, hasta que ocurrió un extraño -pero factible- “accidente”.

Pocos sabían que Felicity padecía de una conducta sexual conocida como necrofilia, que es básicamente cuando una persona tiene relaciones sexuales con cadáveres humanos. Un día, mientras limpiaba un cuerpo, notó que éste tenía una suerte de erección por lo que no desaprovechó la oportunidad y decidió tener relaciones sexuales con el cuerpo.

Pero, la sorpresa se la llevó tiempo después cuando en un chequeo de rutina se dio cuenta que estaba embarazada, ¿Quién más pudo haber sido? Ella no dudó en señalar como “padre” a ese cadáver con el que, tiempo atrás, había decidido tener relaciones, ya que esa ocasión contó con la novedad que el difunto eyaculó. ¿Es eso posible? Parece que sí. Diversos estudios demuestran la erección es una de las funciones corporales que continúan después de la muerte y, aunque un poco más infrecuente, llegar hasta la eyaculación es algo que puede suceder, si no han pasado muchas horas tras el deceso.

Tras dar a conocer su historia la mujer fue llevada a la cárcel y después de un tiempo de dar a luz, Felicity dijo que demandaría por manutención a la familia del involuntario padre de su bebé, el cual dio a luz hace un tiempo.

DEJA TU COMENTARIO