Ponce dice que la prensa lo extorsiona, pero el año pasado eran sus aliados

El Intendente denunció que Américo Gualtieri y Eduardo Olivares le pidieron $ 3 millones y $1.2 millones, anuales, respectivamente. Ahora habla de extorsión pero el año pasado accedía a esos pedidos.

A través de su jefe de prensa, Gustavo Heredia, el mismo que agredió a un ambientalista el último viernes, Enrique Ponce dijo que “la Municipalidad hoy, dada la situación económica, no está otorgando montos de “pauta publicitaria” salvo a los medios que tienen audiencias comprobables”.

En esa línea discursiva, el Intendente apuntó hacia el empresario dueño de dos de los tres cables de la ciudad: “Victorio Américo Gualtieri, un oscuro personaje que en los 90 fue conocido como “el Yabrán de Duhalde” y hoy sería denominado “el Lázaro de Duhalde”. Gualtieri pretende tres millones de pesos anuales en concepto de pauta, pero además para extorsionar por guita te dice que tiene 25 mil abonados y para pagar la tasa municipal establecida por Ordenanza por el uso del cableado aéreo, asegura que solo tiene 7 mil. Por lo tanto en tiempo de crisis económica en el país, la Municipalidad ha privilegiado la obra pública que beneficia a los vecinos por sobre los kioskos de una corporación “mediática”, por llamarle de algún modo, que entiende el periodismo independiente sostenido exclusivamente por el Estado”.

Cabe señalar, que los canales de Gualtieri son CCC y TVC Puntana, los mismos que recibían el año pasado una sideral cifra económica de la municipalidad para hablar bien del Intendente en plena campaña, Ponce accedió y jugó con las mismas reglas de las que hoy reniega. Durante los últimos años, el empresario televisivo no pagó los impuestos municipales ya que gozaba de la “amistad” del Intendente, ahora la situación cambió y Gualtieri debe afrontar una millonaria deuda con las arcas municipales.

El jefe comunal, además, se refirió a otro dueño de medios: “En el caso de Olivares el monto exigido era 100 mil pesos por mes para hablar bien y la mitad para no hablar”, en esta oportunidad Ponce repite la misma situación, hoy denuncia pero ayer era cómplice de las “exigencias” de este personaje.

DEJA TU COMENTARIO