El rugbier que tackleaba linyeras por diversión fue castigado

El club San Cirano, de Buenos Aires, emitió un comunicado en que “repudia” fuertemente lo hecho por Julián Cirigliano. Además, afirma que lo suspende de por vida y que los implicados harán tareas comunitarias.

Tras las repercusiones por la leve sanción que le habían impuesto al rugbier Julián Cirigliano por empujar a una persona en la vía pública, el club San Cirano aclaró que los tres jugadores involucrados en el condenable episodio serán suspendidos “de por vida” y “no representarán más los colores de la institución”. Así lo confirmó Diego Conde, miembro de la subcomisión de Rugby. “Estos chicos no van a volver a jugar en el club”, señaló.

A última hora del martes, la Comisión Directiva del club emitió un comunicado en el que repudiaba “enérgicamente todo hecho de violencia, en términos generales” y particularmente la agresión del socio Julián Cirigliano y sus amigos cuyo video se viralizó en redes sociales.

Conde agregó este miércoles que decidieron que los jóvenes no volverán a representar los colores de San Cirano. No obstante, aclaró que seguirán siendo miembros del club y podrán utilizar sus instalaciones.

“Lo que decidimos es que no representen más los colores del club y lo que les ofrecí y capaz me haya equivocado es que hagan tareas comunitarias. Porque acá muchos quieren que les corten la cabeza, (…) pero creemos que reparar un error es mejor que echar a una persona”, reiteró.

En Facebook
El video fue publicado en Facebook por el usuario Facu Viberti, quien además posteó: “se llama JULIAN CIRIGLIANO, juega al rugby, y se lo ve c… de risa empujando a un pobre hombre de la calle. Este video es UNO de muchos. Lo subo porque una persona con tan pocos valores, no puede jugar a un deporte tan honesto como el rugby. Y que este pibe y sus amigos, no jueguen NUNCA más”.

DEJA TU COMENTARIO