Adolfo le reclama al Estado Nacional $8 millones en concepto de jubilación

Emprendió el reclamo por la efímera presidencia de una semana. Cobrará $200 mil por mes y además gestiona un reclamo de $ 8 millones.

Como si no le alcanzara el dinero que tiene, el actual Senador Nacional por San Luis reclama fondos que son de todos los argentinos por prestar servicios al país por sólo siete días en medio de una crisis que dejó muertos, heridos, desocupados un presidente que se fue en helicóptero, entre otras inolvidables y dolorosas situaciones.

Rodríguez Saá inició el trámite para la pensión vitalicia hace cuatro años y recién le fue otorgada en mayo pasado.

La ley no dice cuánto tiempo mínimo tiene que estar alguien en el cargo para reclamar el beneficio. Como ex presidente le tocarían $ 191.342,82 por mes. Pero hasta ahora no le pagaron. En la ANSeS suponen que no tardará mucho más en ir a preguntar qué pasa con su plata. Las razones para la demora parecen ser de índole política. Pero también está el pequeño problemita: “El Adolfo” pediría algo así como 8 millones de pesos por los quince años transcurridos desde que pasó una semana por la Presidencia. El que paga, al final de cuentas, siempre es el Estado.

Se conocieron en los últimos días las imágenes de la nueva mansión que Adolfo  construye en Potrero de los Funes, en la zona de Boxes. “Tal vez necesita dinero para terminar la casita de fin de semana”, bromeó un dirigente que conoce de cerca los movimientos financieros del ex presidente.

El listado de ex presidentes y vices, o sus familiares directos, que hoy cobran la pensión vitalicia se agota en pocos nombres más.

Están percibiéndola la hija de José María Guido y la viuda del general Roberto Marcelo Levingston, presidentes provisorios que sucedieron a Arturo Frondizi y al general Juan Carlos Onganía en los años ‘60. También Isabel Perón, identificada en ANSeS por su verdadero nombre, María Estela Martínez Cartas. Estas tres pensiones oscilan entre los $ 101.000 y los $ 117.000.

Fernando de la Rúa la recibe desde julio de 2006: hoy son $ 216.782,67 al mes. Y el que cobra la pensión más alta es Carlos Saúl Menem, dos veces presidente por el voto de sus compatriotas, hoy senador por La Rioja. Recibe su cheque mensual desde agosto de 2006 y la suma al día de hoy es de $ 218.898,43.

Otro que también reclama acogerse al beneficio es Amado Boudou. Si el trámite prospera, y no hay nada a la vista que indique lo contrario, pronto el Estado le pagará a Amado Boudou una pensión vitalicia por sus servicios prestados en calidad de vicepresidente de la Nación. La suma estimada que cobraría supera los 140.000 pesos por mes. Es una muy buena noticia para quien recibió 117 denuncias penales por sus actos y conductas como funcionario público.

Boudou está procesado y a las puertas del juicio oral por el caso Ciccone, donde se lo acusa de maniobrar para quedarse –junto a un grupo de amigos y socios– con la empresa dedicada a fabricar billetes. También está procesado en una causa por dádivas. Empezó a recibir denuncias cuando era director de ANSeS, durante el primer gobierno de Cristina Kirchner. Siguió siendo denunciado cuando fue ministro de Economía, también con Cristina. Y mantuvo esa costumbre como vicepresidente, siempre con Cristina.

DEJA TU COMENTARIO