“Macri arregló con la Corte para no pagar la deuda con San Luis”

Furioso, Alberto Rodríguyez Saá entiende que hay una especie de “pacto” entre el Presidente y los miembros de la Corte para frenar los juicios millonarios que San Luis tiene contra el Estado Nacional.

En reunión con el gabinete el Gobernador evidenció la sospecha de un posible acuerdo para perjudicarlo, aseguró que “Macri arregló con la Corte para no pagar la deuda con San Luis”.

“Hasta el momento San Luis percibe sólo una pequeña parte del monto reclamado, los números finales dejan a la provincia muy lejos de lo pretendido”, relató el mandatario a su equipo de trabajo.

En un repaso rápido por los litigios que San Luis emprendió durante los últimos quince años contra el Estado Nacional dejan un saldo negativo a las pretensiones de la provincia. Tras el fallo surgido en los últimos días del año anterior, Rodríguez Saá pensó que tendría una negociación sencilla con el Macrismo. Finalmente la percepción fue equivocada y se lleva un verdadero dolor de cabeza. Los juicios ganados fueron  en la gestión de Poggi , por lo que la furia de Alberto es mayor ya que nunca pudo festejar  como gobernador. Otra tema que le molestó fue la ventaja económica de los juicios se generalizó a todas las provincias por lo que no pudo sacar diferencias

Hasta el momento el desembolso del gobierno de Macri corresponde sólo a la sentencia de la Corte en la devolución de los porcentajes retenidos en conceptos coparticipables, hasta ahí todo bien pero Alberto y Adolfo soñaban con la deuda atrasada de $12.000 millones, además de la docena de juicios que aún esperan que el máximo órgano de justicia se expida y alcanzan la suma de $ 30.000 millones. De eso no verán abosolutamente nada.

Si a estas cifras se le suman otros litigios como la Sierras de la Quijadas que en la década del 90′ pasó a ser administrada por la Nación y años más tarde Alberto descubrió que con la excusa de las Culturas Originarias podría recuperarlas y administrar ese capital turístico, por el momento son sólo llamados del Fiscal de Estado tratando de apurar el traspaso de las tierras, parece que Macri no se las hace fácil.
El Corredor Vial, con la polémica de la expropiación por ley de los terrenos por donde pasaba el ferrocarril, el enfrentamiento con el intendente Ponce y el Gobierno de Cristina Fernández, después de un principio de acuerdo aguarda el dinero para concluir la obra que está cortada a la altura de la ex estación de trenes.

A esto se le agrega la controversia por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y la normativa local que choca con la legislación nacional. Los reclamos históricos por la construcción de los Diques Saladillo y San Francisco, que el Gobierno construyó con la promesa del reembolso de los fondos. También está aún vigente el reclamo por el dinero destinado al mantenimiento de los presos federales, Nación adeuda más de $ 14 millones.
Como si todo esto fuera poco, San Luis construyó en los últimos años miles de viviendas con dinero de las arcas provinciales, otro reclamo que está en “veremos”.

La mayoría de estos aguardan que la Corte Suprema de Justicia se expida, parece que está lejos de suceder. Un acuerdo de palabra entre el Presidente y los miembros del órgano de justicia dilataría la resolución de los conflictos y pone en jaque la estrategia de Alberto que piensa y presiona para mover sus piezas en una partida que lo tiene con el reloj en su contra.

DEJA TU COMENTARIO