Pérsico dijo que sabía que el enterrador López robaba, pero no hizo nada

El Senador Nacional brindó declaraciones a la prensa argumentado que el “80% de la política, las empresas y la construcción están involucradas en actos de corrupción”, además dijo que los ilícitos vienen “desde la época de los militares”.

El país aún no sale del asombro que provocó la noticia de un ex funcionario que arrojaba bolsos de dinero sobre la medianera de un convento con intenciones de enterrar casi 9 millones de dólares, 150 mil Euros, otras monedas extranjeras, joyas y armas. Casi todos los argentinos sospechaban de la existencia de actos de corrupción pero esta vez quedó comprobado de la macera más cruenta y salvaje. Si eso llamó la atención de la sociedad las declaraciones del senador nacional  Daniel Pérsico no pasarán desapercibidas.

En Radio Digital fue entrevistado sobre la denuncia que realizó para que la justicia investigue el supuesto vencimiento de medicamentos por $ 7 millones que habrían estado alojados en el subsuelo de DOSEP. Con el correr de los minutos la pregunta casi obligada, por la identificación política de Pérsico con el FPV, estuvo vinculada a la detención de López.

“Siento dolor de que un funcionario que estuvo 12 años fue uno de los jefes de la corrupción”, respondió casi inmediatamente al interrogante de su apreciación de los hechos, al tiempo que deslizó una frase más que sugestiva: “Es tan evidente  los sobreprecios en la obra pública, me animo a decir que el 80% de la parte política, de la parte de la construcción, de la parte empresa  están involucradas en este tipo de corrupción”.

Para rematar su comentario cometió lo que comúnmente se conoce como sincericidio, “a López lo agarraron  pero esto viene  de la época de los militares, pasó con Alfonsín, con Ménem, con De la Rúa”. Evidentemente Pérsico sabía de estas prácticas comunes y en casi 18 años como Senador nunca las denunció a la Justicia Federal, de los 12 años que acompañó al Kirchnerismo nunca mencionó los hechos de corrupción que hoy reconoce.

Llama poderosamente la atención que sea el propio Pérsico quien pida investigar sobre un posible delito de $7 millones cuando los jueces en los tribunales de Comodoro Py siguen los destinos de los $63 mil millones que se usaron durante la última década en obras pública. El Senador contaba con los datos concretos sobre las operaciones fraudulentas que se realizaban, tuvo en este largo tiempo la responsabilidad de actuar y no lo hizo. Por lo menos es cómplice con su silencio.

DEJA TU COMENTARIO