José López dijo estar “estresado” y se negó a declarar

Lo confirmó su abogada, Fernanda Herrera. La fiscal de General Rodríguez había ido hasta el penal para escucharlo en la causa por portación ilegal de armas, por la carabina que llevaba el día que fue detenido.

José López, el ex secretario de Obras Públicas (2003-2015), se negó a declarar en la causa por portación de ilegal arma civil atenuada que tramita la fiscal Alejandra Rodríguez. Según la abogada, Fernanda Herrera, su defendido tiene un cuadro de “estrés reactivo” que le impide cumplir con la indagatoria judicial.

La patología es objeto ya de controversia. Los forenses habían determinado la aptitud del declarante. No obstante, López pudo ampararse en el derecho constitucional para no declarar.

La imputación de la fiscal responde a la evidencia del hallazgo de un rifle calibre 22 en la Meriva que trasladó a López hasta el monasterio “Nuestra Señora de Fátima”, cuando el ex funcionario intentó esconder un botín equivalente a 9 millones de dólares. Es la acusación menor de ese episodio.

Por esa secuencia de madrugada el ex funcionario debe responder, en el juzgado de Daniel Rafecas, por el “enriquecimiento ilícito” que precedió al revoleo de bolsos con la valiosa carga al interior del predio utilizado para el retiro espiritual.

Hace media hora, Rodríguez intentó determinar por qué portaba –con el permiso vencido- el arma secuestrada por la Policía cuando lo detuvieron en la puerta de la casa de retiro espiritual. La fiscal, aún con el impedimento de la declaración indagatoria, ordenó pericias sobre los dos celulares del detenido y fijó fecha (24 de junio) para otro peritaje a las cámaras exteriores de seguridad del edificio habitado por las tres “laicas consagradas” que habitan el lugar.

Hace una semana, López incursionó en una declaración fallida en Comodoro Py, en capital federal. en ese momento, se registró la presunción de inestabilidad emocional. El juez Daniel Rafecas tampoco pudo indagarlo. Luego fue alojado en el pabellón especial de Ezeiza.

Detrás de la aparente inestabilidad del ex secretario de Obras públicas, durante toda la gestión kirchnerista, se estaría en desarrollo de una estrategia “dilatoria”. Es la opinión en Tribunales, hasta tanto se organice una defensa consistente, a tono con la compleja y pesada causa que conmueve al país.

DEJA TU COMENTARIO