Horror en Santiago del Estero por violación y crimen de un chico

Ocurrió en un pequeño pueblo llamado Quimili, donde se halló el cuerpo descuartizado de “Marito” Salto, de 11 años, a la vera de un camino rural.

La autopsia practicada al chico de once años que fue hallado descuartizado en la localidad santiagueña de Quimilí reveló que el menor de edad había sido golpeado, sometido sexualmente y estrangulado con un cable.

A la vez, cuatro hombres fueron demorados, aunque uno de ellos ya fue liberado, en el marco de la investigación por el brutal crimen.

marito

Los restos de Mario Agustín Salto arribaron anoche a Quimilí, su pueblo natal, para ser velados y finalmente fueron inhumados hoy en el cementerio municipal, en medio de la congoja e indignación de toda la comunidad que volvió a marchar por las calles para exigir justicia para “Marito”.

Fuentes de la investigación informaron que la víctima había salido en su bicicleta hacia una represa para pescar en la tarde del martes 31 de mayo.

Durante la pesquisa, se secuestraron dos vehículos que, de acuerdo con el testimonio de vecinos, habían sido vistos en el sector donde fue hallado el chico muerto, para que se realizaran pericias en busca de algún indicio que pudiera ser de utilidad para esclarecer el crimen que conmueve a toda la provincia. Además, se buscaba un tercer rodado.

También se harán estudios toxicológicos en muestras de órganos del menor de edad para establecer si fue obligado a consumir alguna sustancia que podría haberlo dejado indefenso y a merced de su victimario.

En función de la rigidez cadavérica, los peritos forenses estimaron que fue asesinado el mismo día en que se ausentó de su hogar, ubicado en el barrio San Francisco de la cabecera del departamento de Moreno, a 200 kilómetros al este de la capital de la provincia.

Mirá también: Video: la reacción de un padre cuando el violador y asesino de su hija sonrió en pleno juicio

El jueves por la mañana, un transeúnte vio, en un camino vecinal cercano a la ruta provincial 6, que perros sacaban de una bolsa de nailon dos piernas humanas, por lo que se acercó y descubrió el cuerpo el torso del niño y su cabeza seccionados, por lo que de inmediato se comunicó con la policía.

Unas ocho mil personas marcharon el jueves por la noche en Quimilí, para exigir el esclarecimiento del crimen del nene.

Según informaron fuentes de la investigación, las tres últimas detenciones que se produjeron en el caso se decidieron luego de los testimonios y contradicciones de tres hombre, dos jóvenes y un hombre mayor. Ante “las dudas”, el juez a cargo del Juzgado en lo Criminal y Correccional de IV Nominación, Miguel Angel Moreno, los demoró.

En primera instancia y tras el hallazgo del cuerpo, los investigadores habían detenido a un hombre que, sin embargo, recuperó la libertad a las pocas horas. Se trató del dueño del lugar donde fue encontrado el cuerpo del chico.

DEJA TU COMENTARIO