Un bife por semana puede aumentar el riesgo de cáncer de intestino, según nuevo estudio

Una semana después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) haya clasificado a la carne procesada, consumida en exceso, como «cancerígena» y a las carnes rojas como “probablemente cancerígenas», un nuevo estudio vuelve a poner en la mira a estos alimentos.

Científicos de la Universidad de Oxford concluyeron que las personas que consumen carne roja o procesada cuatro veces por semana aumentan en un 42 por ciento el riesgo de sufrir cáncer de intestino, en comparación con aquellos que la consumen una sola vez o ninguna.

Los científicos basaron su análisis en lo que las guías oficiales consideran «una porción»: son 70 gramos de carnes rojas o procesadas, que equivalen por ejemplo a dos rebanadas de jamón o a una salchicha. Sin embargo, hay que tener en cuenta que una hamburguesa «cuarto de libra» pesa 200 gramos (el triple) o que un bife de un restaurante pesa unos 284 gramos (el cuádruple). Es decir, con un solo bife por semana se alcanzarían las «cuatro porciones» que el estudio señala como riesgosas.

Incluso, aquellos que ingieren estos alimentos dos veces por semana (o una porción de 140 gramos) tienen un 18 por ciento más riesgo de tener la enfermedad, comparados con los vegetarianos.

La investigación fue encabezada por el profesor Tim Key y la doctora Kathryn Bradbury. Participaron 500.000 hombres y mujeres británicos, de entre 40 y 69 años. Analizaron sus hábitos de consumo durante cuatro años, entre 2006 y 2010. En ese período, 1.503 participantes desarrollaron cáncer de intestino. Fue uno de los estudios más grandes que hayan relacionado a las dietas y esta enfermedad, explica Daily Mail.

En los cuestionarios solo le preguntaron a los participantes con qué frecuencia comían carne roja (no en qué cantidades). Pero los investigadores dicen que su consumo podría estimarse a partir de los tamaños medios de las porciones. Para más adelante, planean hacer un nuevo estudio, más detallado, donde se pregunte cuánta carne consume cada hombre y mujer.

Los resultados serán presentados mañana en Liverpool, durante la conferencia del National Cancer Research Institute. «La gente tiene que ser consciente de los riesgos y hacer cambios modestos si es necesario. Comer cosas distintas a la carne parece ser el enfoque sensato», concluyó el profesor Key.

DEJA TU COMENTARIO