Inédito: término con un escarbadientes en el corazón por una picada

El hombre estuvo seis meses sin saber qué era lo que le causaba tanto dolor y pérdida de peso. Finalmente, los médicos lo operaron y encontraron el mondadientes en su interior. “Hay que ponerle una banderita y masticar bien”, bromeó.

El hombre al que le sacaron un escarbadientes del corazón que se había tragado hace seis meses al comer una picada dijo el viernes que tras la operación en la que le extirparon el objeto comenzó a reírse, y recomendó “masticar bien” para que nadie pase por lo mismo.

“Desde fines de marzo empecé con una fiebre que volaba, entraba y salía de los consultorios porque no daban un diagnóstico, Me hicieron 20 mil análisis y hasta fui al Fleni en Escobar donde me hicieron un análisis en el que te estudian todas las células”, contó Horacio Videla desde la puerta del hospital Fernández, en el barrio porteño de Palermo, donde le hicieron la intervención quirúrgica.

“Bajé al menos 7 kilos y empecé al principio a toser con sangre y siempre se pensó que era una neumonía y ahí fueron avanzando pero siempre salia todo bien; ya queríamos con mi familia que salga algo mal para aferrarse a algo”, añadió el hombre de 42 años y oriundo de Corrientes.

Videla explicó que al visitar la ciudad de Buenos Aires por trabajo le recomendaron ir al Fernández porque “están los mejores infectólogos” y ahí fue que le encontraron mediante una ecografía el objeto en el corazón que al principio pensaron que era un cateter y al extirparlo, en una operación que duró 7 horas, resultó ser un escarbadientes.

“Me levanté después de la cirugía y empecé a reírme”, manifestó y recordó que “sentía algo que me pinchaba el corazón”.

El paciente recibirá el alta el próximo miércoles al mediodía y los médicos le indicaron “no hacer fuerza y no manejar por al menos dos meses”, manifestó.

“Se pueden comer picadas pero hay que ponerle una banderita al escarbadientes y masticar bien”, concluyó Videla a modo de recomendación para que nadie tenga que pasar por su situación.

DEJA TU COMENTARIO