El misterio de Melisa: iba a la cancha, la atacaron salvajemente y murió

Melisa Tuffner (22) era fanática de Temperley. Iba siempre a la cancha y el domingo pasado, cuando el “Cele” iba a recibir a Independiente, no sería la excepción. Pero Mell, como le decían sus amigos, nunca llegó.

Horas antes del partido, fue encontrada inconsciente y brutalmente golpeada en la localidad de Glew, en el partido de Almirante Brown. Fue internada en el hospital Sirio Libanés de la Capital Federal, donde murió esta madrugada a raíz del ataque.

Todo comenzó el domingo a la tarde. Melisa iba al centro cultural Gringo Viejo de Glew, donde hacía acrobacia, en el sur del Gran Buenos Aires. Y, de ahí, tenía planeado ir a la cancha de Temperley para ver el partido contra Independiente.

Daniela, la hermana de Mellisa, afirmó que la joven “no llegó” a ese espacio cultural. “Necesitamos saber qué paso y dónde paso”, enfatizó la joven a la vez que solicitó “testigos” del ataque que puedan contribuir a la reconstrucción del hecho.

Según detalló en declaraciones a TN, su hermana “salió de casa alrededor de las 18.40 y se dirigía hacia el centro cultural que está en Glew. Me comentaron que no llegó y que la encontraron dos cuadras antes tirada, golpeada, inconsciente”.

Pero la chica nunca llegó a la cancha donde la esperaba su padre y un grupo de amigos. Vecinos de Glew la encontraron desmayada en Ascasubi y Gutiérrez, a pocas cuadras del centro cultural. Estaba muy golpeada, pero no le habían robado nada: tenía sus documentos, plata y el teléfono celular.

Los vecinos llamaron a la Policía para que fueran a buscarla. Primero la llevaron a un hospital de la zona y luego fue trasladada al hospital Sirio Libanés, en Capital.

Mell llegó a ese hospital en grave estado, golpeada e inconsciente. Nunca se recuperó ni pudo contar qué fue lo que le sucedió. Su familia y amigos están desesperados, piden que si alguien tiene algún dato de lo que ocurrió o si presenció el ataque que vaya a la Policía.

Uno de los vecinos que encontró a la chica contó en declaraciones al canal TN que la Policía demoró en llegar al lugar donde la hallaron. “Llamamos a la policía pero no vino, se creían que era una broma. La chica estaba agonizando. Le salía sangre de la cabeza y de la boca”, aseguró. Y agregó “lo único que pude hacer fue darla vuelta (a Melisa), porque se estaba ahogando”.

La causa se encuentra en la UFI 12 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, a cargo del fiscal Fernando Semisa, que espera que los resultados de la autopsia para intentar determinar qué fue lo que sucedió.

DEJA TU COMENTARIO