Murió Romay

El zar de la TV comenzó su carrera en los medios porteños luego de trabajar en radios de su Tucumán natal. Estuvo dos períodos al frente de Canal 9 (de 1963 a 1974 y de 1984 al 1997). En ambos convirtió a la emisora en una de las más fuertes con ciclos como Música en Libertad, Alta comedia, Almorzando con Mirtha Legrand, El hombre que volvió de la muerte, Titanes en el ring, Feliz Domingo y Simplemente María.

Su primer período en Canal 9 terminó en 1974. El gobierno de María Estela Martínez de Perón le confiscó la emisora a punta de pistola. Con la vuelta de la democracia, Romay recuperó la licencia el 24 de mayo de 1984. A partir de ese momento lideró el rating sobre los canales 13 y el 11 por varios años con programas como Nuevediario, Amo y señor y Las gatitas y los ratones de Porcel.

Su rol en el ámbito teatral también fue clave. Produjo varias obras y fue propietario de El Nacional y el Argentino. Esta sala fue destruida por una bomba en 1973 cuando estaba por estrenarse Jesucristo Superstar. El Nacional también sufrió una destrucción por un incendio en 1982. Las versiones de esa época indican que la última dictadura militar estuvo involucrada en ese ataque, molesta por un sketch de la revista Sexcitante. El Nuevo Teatro Alcalá de Madrid también estuvo a su cargo.

Con “Más allá del horizonte” y “La Extraña Dama”, el experto en medios de comunicación llevó la televisión argentina al mundo

a lo largo de su carrera recibió varios reconocimientos como la mención especial en los Premios Konex otorgada en 1997, por su trayectoria y su aporte al periodismo y la comunicación, y el Martín Fierro honorífico que le entregaron en 2003.

Se casó con Leonor “Lita” Rosio, con quien tuvo 4 hijos: Omar, Mirta, Viviana y Diego, quienes a su vez le dieron al empresario 14 nietos y 8 bisnietos.

La última aparición pública de Romay fue en abril de 2011, cuando acompañó a su nieta Sabrina al primer ensayo musical de Dora, la exploradora, obra de la que ella era productora.

DEJA TU COMENTARIO