Poggi: “El desinterés de Rodríguez Saá por la educación pone de rehenes a los chicos, padres y a los docentes”

El Senador Nacional analizó el contexto provincial en medio de la segunda ola de Coronavirus y la postura del gobierno de Rodríguez Saá. “No se puede ser tan perverso y miserable como gobernante de no tener en la agenda a la educación”.

En diferentes declaraciones periodísticas, el legislador marcó su postura sobre distintos temas vinculados a las medidas del gobierno provincial en pandemia, una de ellas referidas a la educación y la presencialidad optativa anunciada por Rodríguez Saá. “Llevar a los chicos a la escuela o no, que dependa de la decisión de los padres, eso no debería ser así porque se transforma en una brutal transferencia de responsabilidad del gobernador a los padres en un tema que debe definir él mismo y se propuso mirar para otro lado”, analizó Poggi

La descripción del contexto provincial por parte del legislador nacional continúo en el mismo sentido al manifestar: “Hay que aclarar la opción de la presencialidad o no a cargo de la misma sociedad, es un claro fracaso de la política educativa y en el fondo una clara voluntad de no educar al pueblo condenando el presente y el futuro de nuestros chicos y jóvenes porque delimita las oportunidades de trabajo. Este desinterés por la educación pone de rehenes a los chicos, padres y a los docentes”.

Entre otros conceptos, Poggi entiende que existe una subordinación de Rodríguez Saá a sus líderes nacionales y falta de previsión en el tema, “la provincia hace seis o siete meses podría haber salido al mercado a comprar las vacunas que necesita toda la población, pero hay una subordinación absoluta de Rodríguez Saá con el presidente (Alberto) Fernández y con Cristina (Kirchner) que perjudica a los puntanos e impide que nos cuide”.

Respecto a la segunda ola de Coronavirus, entendió que “si esto lo hubiésemos planificado, entrar al invierno con todo el personal esencial, mayores de edad o los que tienen enfermedades preexistentes vacunados, sería otra la historia. Con muy poco dinero, en relación a la deuda que se cobró de la Nación, con 2 mil millones pesos, menos del 10% se pueden comprar las vacunas para toda la población. Es cuestión de haberse dedicado desde hace seis meses cuando sabíamos que la segunda ola ya venía porque Europa nos anticipa con tres meses de antelación”.

DEJA TU COMENTARIO