Justicia Delivery: Rodríguez Saá pidió un juicio, se lo dieron y la sentencia se conocerá el 13 de agosto

En otra triste jornada histórica, el Gobernador ordenó un juicio y la justicia se lo dio. Ahora Rodríguez Saá decide si aprieta el gatillo y ejecuta al periodismo local.

La historia juzgará los 40 años de la dinastía Rodríguez Saá y escribirá un capítulo especial sobre el día que el Gobernador mostró abiertamente que puede hacer lo que quiera, como armar un juicio, ser testigo de la querella y poner en el banquillo a un periodista sin que nadie intente oponerse, ni siquiera la mayor parte de la prensa.

“Estoy borracha y drogada”, dijo la entonces ministra de Educación Natalia Spinuzza, devenida en Ministra de Medio Ambiente y parte acusadora en el juicio. No solo describió su condición  sino que se grabó, lo subió a redes sociales y se dio el lujo de ponerse en el papel de víctima frente a un periodista que simplemente hizo su trabajo. Todo con el aval del mayor déspota que conoció la historia sanluiseña, Alberto Rodríguez Saá.

El propio Gobernador es uno de los testigos que ofreció Spinuzza en una berreta puesta en escena con lágrimas incluida, todo para enmarcar una sentencia que el mandatario analiza en la omnipotencia del añejo poder.

En pocos días conoceremos si Rodríguez Saá aprieta el gatillo y ejecuta al periodismo y tiene otra herramienta para acallar voces.

Diego Masci, el periodista elegido por el Gobernador para que sea el caso “ejemplificador”.

DEJA TU COMENTARIO