Adolfo dijo que su Jubilación de Privilegio «no es excesiva». Cobra $ 300 mil por mes

Sin ponerse colorado y a cara de piedra Adolfo Rodríguez Saá enfrentó una vez más la pregunta sobre su jubilación de privilegio que asciende a $ 300 mil mensuales. «Me corresponde», dijo de acuerdo a lo que marca la ley y además agregó: «Es acorde al cargo que ocupa una persona en algún momento determinado», refiriéndose a la presidencia. Claro que nada dijo de que fueron siete días, que no fue elegido por el voto popular, que declaró el default y que salió corriendo de Chapadmalal dejando acéfalo al país.

Entre las consideraciones por las que Adolfo defiende su privilegio de ex mandatario nacional nadie le preguntó ni mucho menos él reparó en la ética de solicitar un beneficio vitalicio por un rol especifico en la crisis más grande que recuerde la historia nacional reciente.

Pero Adolfo no sólo justificó la pensión sino que además dijo «no es excesiva» en declaraciones formuladas a FM La Bomba de Villa Mercedes. Allí el legislador negó que las vacaciones a las que accedió en el Senado por tres meses fueran con goce de haberes, «es una operación de prensa, es sin goce de haberes», la mentira del candidato cae por su propio peso ya que el texto de pedido de licencia establece los beneficios salariales. Adolfo mintió descaradamente, una vez más.

DEJA TU COMENTARIO