Alberto y un polémico mensaje: “El plan de Inclusión es mío, no del Adolfo”

Este lunes el mandatario provincial se presentó en el Parque de las Naciones, lugar en el que estaban citados los beneficiarios de los planes sociales lanzados en la campaña del año pasado para ganar las elecciones. En ese contexto disparó varias frases que tienen como destinatario a su hermano Adolfo y a los dirigentes que lo rodean.

Alberto llegó rápidamente al Parque que estaba vallado y que  impidió que la prensa pudiera tomar contacto con él, habló por algunos minutos, en ciertos pasajes de su discurso se lo vio lento, “parece Maradona cuando habla” ironizó un grupo de beneficiarios que escuchan al “jefe”.

“El plan de Inclusión es mío, no de Adolfo”, fue lo primero que dijo el actual Gobernador cuando descendió del auto y se le acercaron mujeres que le contaron como los dirigentes que circundan a su hermano los “usan” para determinadas tareas políticas. Ese hecho marcó a fuego el discurso que dio segundos después.

“Hay muchos más que no han venido, sabrán ellos por qué no vienen, por ahora dejémoslo así”, dijo Alberto en el tono amenazante que lo caracteriza frente a miles de personas de los distintos planes sociales.

“Algunos están dependiendo de alguien extraño al Gobierno, y lo que pasa a veces, por no decir siempre, es que alguno se cree dueño del Plan y dice yo tengo 10, 20 del plan o de Merenderos y los lleva a los actos, como obligados. El plan es del Gobierno, y lo voy a decir de un modo clarito, el jefe del Plan está acá. No sé si saben”, disparó en clara alusión a su hermano Adolfo y refrendó de esta manera la frase dicha momentos antes a las beneficiarias que le hicieron saber las manipulaciones del Senador y su entorno.

“El Plan no tiene dueño, no hay politiquero que diga que es dueño del plan”, insistió y destrató nuevamente a su hermano mayor y en igual medida a su cuñada Gisela, apuntada por ser la causante del divorcio familias que vive la dinastía gobernante.

 

 

 

DEJA TU COMENTARIO