Murió Anthony Bourdain, el chef estrella que no paraba de viajar

El famoso chef y estrella de la televisión estadounidense Anthony Bourdain ha muerto a los 61 años, ha informado este viernes la CNN, canal para el que trabajaba.

La cadena ha indicado que el cocinero se ha suicidado, pista que la fiscalía francesa secunda por el momento. Bourdain, que estaba en Francia trabajando en el próximo episodio de su programa Parts Unknown, sobre comida y viajes, fue hallado «ahorcado» a primera hora de la mañana en el hotel de lujo en Kaysersberg, a unos 75 kilómetros de Estrasburgo, en el que se alojaba. Su amigo Eric Ripert, chef francés asentado en Nueva York, lo encontró sin conocimiento en su habitación de hotel.

«Efectivamente, hemos conocido el deceso por ahorcamiento del chef estadounidense esta mañana en un hotel de lujo de Kaysersberg, Le Chambard», ha declarado el fiscal de Colmar, Christian de Rocquigny du Fayel. Según la agencia France Presse, las autoridades parten de la hipótesis de un suicidio. «En estos momentos, nada hace suponer la intervención de un tercero», ha agregado el fiscal.

Anthony Bourdain (Nueva York, 1956) era uno de los cocineros más importantes del mundo, estrella televisiva gracias a sus programas de cocina. «Con enorme tristeza, podemos confirmar la muerte de nuestro amigo y colega, Anthony Bourdain», dijo la CNN en un comunicado emitido este viernes. «Su amor por la aventura, los nuevos amigos y la buena comida y bebida y sus historias extraordinarias sobre el mundo lo convirtieron en un narrador único», prosigue la cadena, que ha destacado que los «talentos» de Bourdain «nunca» dejaron de sorprenderles. «Lo extrañaremos mucho. Nuestros pensamientos y oraciones están con su hija y familia en este momento increíblemente difícil», finaliza el texto.

A su actividad culinaria, mezclada siempre con dosis de humor y hasta de política —famoso es el programa de 2016 en el que llevó al entonces presidente Barack Obama a comer en un popular restaurante de Hanói— Bourdain había añadido en los últimos tiempos el activismo feminista. Tras convertirse en pareja de la actriz italiana Asia Argento, una de las primeras que denunció al productor estadounidense Harvey Weinstein, el chef se convirtió en un decidido defensor del movimiento feminista #MeToo y se distanció de chefs y restauradores famosos como Ken Friedman o Mario Batali, señalados también por abusos contra mujeres.

DEJA TU COMENTARIO