Informe: universidades no ofrecen las carreras que demanda el mercado laboral

Los jóvenes universitarios argentinos no están estudiando las carreras que demandan los sectores productivos en el país. Aunque persiste la necesidad de ingenieros y enfermeros a nivel nacional, tras un informe del Ministerio de Educación se puede detectar las necesidades puntales de cada región como especialistas en turismo y energías renovables en el norte y geólogos en el sur.

“Faltan médicos en Santiago del Estero, licenciados en turismo en Jujuy y enfermeros en todo el país”, aseguró el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, al presentar el informe titulado “Áreas de vacancia: vinculación, pertinencia y planificación del sistema universitario”. Tras la lectura del estudio queda claro que es necesario reorientar las ofertas académicas a las necesidades específicas de cada provincia. El déficit más fuerte persiste en la formación en tecnología y salud.

El trabajo fue efectuado mediante el cruce de datos del INDEC, el Ministerio de Hacienda, la Secretaría de Políticas Universitarias y el Instituto Nacional de Educación Técnica (INET), relevó las áreas de vacancia en la Argentina para lo cual dividió al territorio en siete regiones.

A nivel nacional, el relevamiento destacó que el 20% de los estudiantes universitarios se agrupa en carreras relacionadas con la salud; el 18% en administración y comercio; el 14% en producción, diseño y construcciones; el 11% en derecho, y el 10% en docencia y educación.

Es más, solo el 4% sigue carreras relacionadas con la tecnología de la información y la comunicación; el 2%, sobre física y matemáticas; el 1% sobre servicios turísticos y hoteleros, y el 1% sobre recursos naturales y medioambiente.

Las encargadas de presentaron el informe aseguraron que aunque persiste la tendencia hacia las carreras tradicionales existe mucho de mito al respecto. Sin embargo el problema real es virar las carreras a lo que necesita cada provincia.

Por ello, el ministro resaltó que “hay áreas de vacancia enorme de carreras que se necesitan” pero el sistema sigue “graduando profesionales en algunas que no se necesitan”, y puso como ejemplo que no hay “una carrera de producción marítima” en un país con un litoral marítimo tan extenso.

Recalcó que en Mar del Plata hay una carrera de oceanografía, pero “para ser Jaques Custeau (en alusión al desaparecido documentalista francés) y los jóvenes tiene que emigrar muchas veces para trabajar para graficar el desfasaje que se presenta.

“Nosotros no imponemos nada, vamos con la información como herramienta para hablar con las universidades y las jurisdicciones”, advirtió por su parte Dania Tavela, secretaria de Políticas Universitarias quien presentó el informe junto a Magalí Catino, Secretaría Ejecutiva de los Consejos de Planificación de la Educación Superior.

La primera etapa de la investigación apuntó al sector productivo, realizado con datos de las carreras de las universidades y del Ministerio de la Producción. En una próxima etapa, a partir del segundo semestre, se analizará las necesidades socioculturales de las regiones.

DEJA TU COMENTARIO